Bogotá. El plan de expansión de Enel-Codensa en la capital de Colombia contará con una inversión de 2,8 billones de pesos (US$847 millones) en los próximos seis años, según anunciaron ejecutivos de la compañía eléctrica.

Dentro del plan de inversión está contemplada la entrega de la subestación Gran Sabana, en Bogotá Cundinamarca, así como la generación de 2.000 MVA adicionales por los que trabaja la empresa, publica el diario local La República.

El anuncio fue hecho por el director general de Enel Colombia, Lucio Rubio Díaz, y el gerente general de Enel-Codensa, David Felipe Acosta, en el marco del Foro de Competitividad Gran Sabana.

La subestación Gran Sabana es la primera de un robusto plan de fortalecimiento de Enel-Codensa, que forma parte del programa de ampliación de capacidad para la zona norte de Cundinamarca.

La subestación Gran Sabana "atenderá el crecimiento de la demanda de energía de los clientes industriales de los principales municipios de la región gracias a un suministro de potencia de 80 MVA".

Según reseña el portal web de Enel Colombia, la subestación Gran Sabana "atenderá el crecimiento de la demanda de energía de los clientes industriales de los principales municipios de la región gracias a un suministro de potencia de 80 MVA".

Retos. Durante la presentación, David Felipe Acosta destacó que Enel-Condesa tiene cuatro "grandes retos" que enfrentar como operadores, entre ellos la transformación de la red, fresiliencia innovadora ante actores climáticos, el rol del distribuidor y la participación del cliente.

El ejecutivo afirmó que cada vez más se enfrentan a clientes con un perfil más empoderado y proactivo por lo que Enel-Codensa "debe empezar a transformarse pensando en estas nuevas necesidades".

Enel-Condesa distribuye y comercializa energía eléctrica en la capital de Colombia, Bogotá y además a otros 103 municipios de los departamentos de Cundinamarca, Boyacá y Tolima.

*Con información de La República.