La compañía de energías renovables Enel Green Power (EGP), filial del grupo energético italiano Enel, ha comenzado ya a construir el que será su mayor parque eólico en Chile, el Taltal, para el que se han destinado unos US$190 millones de inversión.

Según informó en un comunicado EGP, que cotiza tanto en la Bolsa de Madrid como en la de Milán, la planta eólica se localizará en el municipio de Taltal, en la región de Antofagasta (norte de Chile) y tendrá una capacidad instalada total de 99 megavatios (MW), con 33 turbinas eólicas de 3 MW cada una.

Una vez en funcionamiento, el parque eólico podrá generar más de 300 gigavatios por hora (GWh) al año de energía limpia, la necesidad de consumo de unas 170.000 familias chilenas, lo que además evitará que se emitan a la atmósfera más de 200.000 toneladas de dióxido de carbono.

"Taltal es el tercer parque eólico que nos disponemos a realizar en Chile y sin duda no será el último. En este país estamos creciendo rápidamente en todos los sectores de la energía, así como en muchos otros países de América Latina", afirma en la nota el consejero delegado de Enel, Fulvio Conti.

Latinoamérica, añade, es "un continente que contribuye de modo significativo a los resultados del grupo, gracias a su fuerte crecimiento económico y a los relativos incrementos del consumo de energía".

El consejero delegado de Enel, accionista mayoritaria de la eléctrica española Endesa, dice que EGP está en continua expansión en el mundo poniendo a disposición de los Gobiernos sus tecnologías y saber hacer, como ha ocurrido en el caso de Chile, donde en 2012 se adjudicó la concesión de un terreno mediante concurso público para la construcción del parque eólico de Taltal.

Con ese concurso público, según EGP, el Ministerio de Bienes Nacionales y el Ministerio de la Energía de Chile pretendían "apoyar la diversificación de la mezcla energética chilena, promover el desarrollo de las energías renovables para reducir las emisiones de anhídrido carbónico y la dependencia energética del extranjero, así como mejorar el suministro de energía para apoyar el desarrollo".

Al proyecto de construcción de Taltal va asociado un contrato de veinte años de duración para la compra de la energía producida por la planta, que será entregada a la red de transmisión de la región central chilena a través de la subestación de Paposo, a unos 50 kilómetros del parque eólico.

En Chile, Enel Green Power gestiona dos instalaciones hidroeléctricas con una capacidad instalada total de 92 MW y el parque eólico de Talinay, de 90 MW, toda vez que construye ya la planta de la misma capacidad de Valle de los Vientos, en la región de Antofagasta.

En América Latina, EGP gestiona instalaciones de energías renovables en México, Costa Rica, Guatemala, Panamá, Chile y Brasil con una capacidad instalada total de 990 MW.