La eléctrica italiana Enel espera recaudar hasta 1.500 millones de euros (US$1.800 millones) por ventas de activos en la segunda mitad del año, con el propósito de ayudar a reducir su deuda luego de una serie de adquisiciones.

En declaraciones a analistas tras reportar los resultados del primer semestre, el gerente de finanzas de Enel, Alberto De Paoli, dijo que las desinversiones incluirían activos de energía renovable en México y Brasil, así como también operaciones de carbón y biomasa.

"En total podríamos recaudar entre 1.200 y 1.500 millones de euros", dijo De Paoli.

En junio, la mayor empresa eléctrica de Europa acordó gastar casi US$1.500 millones para comprar una participación mayoritaria en la brasileña Eletropaulo y anunció también que podría gastar más de US$2.300 millones para comprar una empresa latinoamericana de fibra.

La compañía mantuvo además sus metas para todo el año luego de que sus ganancias estructurales subieron 2,6% en el primer semestre, alentadas por mayores márgenes en sus unidades de energía renovable en Italia y España.

Enel, que controla a la española Endesa, se está concentrando en las redes y las energías renovables para impulsar su crecimiento, especialmente en los mercados emergentes y en América del Norte.

El grupo, el mayor actor privado en el mercado energético de Sudamérica, posee grandes activos de generación y distribución en Brasil. El año pasado compró el distribuidor Celg-D por US$647 millones.

"No veo apetito por nuevas adquisiciones en Brasil en esta etapa", dijo a analistas el gerente general de Enel Francesco Starace.

Más temprano Enel dijo que la deuda neta a fines de junio aumentó desde diciembre un 11.2%, a 41.600 millones de euros, principalmente debido a adquisiciones y pagos de dividendos.

La compañía mantuvo además sus metas para todo el año luego de que sus ganancias estructurales subieron 2,6% en el primer semestre, alentadas por mayores márgenes en sus unidades de energía renovable en Italia y España.

Enel, que es uno de los mayores operadores de energía verde del mundo, apunta a ganancias normales ordinarias para el año de alrededor de 16.200 millones de euros.