Si de bebidas no alcohólicas se trata, Sudamérica ha experimentado un crecimiento sostenido en esas variedades, principalmente porque muchos consumidores buscan bebestibles más saludables, como el agua embotellada, el jugo o el té.

Así lo reveló un informe de Euromonitor International, titulado "Las cinco principales tendencias en bebidas no alcohólicas en Norte y Sudamérica", el cual da a conocer detalles de lo que está sucediendo en cada país.

"La tendencia de salud y bienestar, continua empujando el dinamismo en las bebidas no alcohólicas, especialmente en mercados emergentes de Latinoamérica. La creciente demanda de bebidas funcionales y más ingredientes naturales está impulsando el dinamismo y nuevos lanzamientos de productos a través de la región", dijo la analista senior, Kay Tamillow.

Aguas embotelladas y saborizadas. En Argentina el agua embotellada saborizada ha estado creciendo a un ritmo constante en el último tiempo, por lo que se han añadido nuevas innovaciones, como sabores y tamaños, además de implementarse una estrategia de precios más agresiva, todo esto a pesar del retroceso económico que ha tenido el país.

En ese país, las ventas se han visto impulsadas por Danone (Villa del Sur Levité y Ser), Coca - Cola (Aquarius), PepsiCo (H2OH! y Twister) y Nestlé (Awafrut).

"El agua embotellada saborizada, es un componente principal en la tendencia de las bebidas sanas, sobresaliendo como una bebida moderna que ha roto con la exclusividad de las bebidas carbonatadas como bebidas no alcohólicas líderes en ocasiones de consumo social", explica el estudio.

Por ende, esta tendencia ha dado oportunidad a otro tipo de innovaciones como son la stevia o Reb-A, un endulzante natural que ha llamado la atención tras la alta demanda no solo de bebidas, sino también de alimentos con baja cantidad de azúcar.

3708

 

Por lo anterior, es que en Bolivia también ha ganado terreno las agua embotellada funcional/saborizada, las bebidas deportivas y los jugos de frutas/vegetales, los cuales han experimentado un rápido crecimiento, al ser percibidos como alternativas más saludables.

Es debido a lo anterior que "diferentes marcas locales están ingresando al mercado con precios competitivos y adaptándose a los gustos locales", precisa el informe.

En la nación altiplánica, está la Corporación Boliviana de Bebidas y su marca Ultra, Pil Andina SA con Aruba y Splash; Prodelac con el agua embotellada Santa Isabel, y Cosmobol SA con Sporade. Sin embargo, en lo que respecta al agua embotellada, dos desarrollos están ayudando a ganar terreno: Aquarius de Coca- Cola y el posicionamiento de Villa Santa Mujer, la cual está enfocada en la mujer y ha tenido una buena recepción.

En este ámbito, en ese país ha ganado terreno como formato de transporte del líquido, las bolsas plásticas, porque son más baratas y fáciles de usar. "Las bolsas de agua vienen en tamaños de 600 ml y las de los jugos en 140 ml. Estos productos se enfocan en los transeúntes y se distribuyen en quioscos y tiendas independientes", acota el reporte.

Otro país en que las aguas saborizadas pasan por un buen momento es Chile, donde el producto ha cobrado auge, ya que además de representar una bebida sana, se ajusta con el hecho que "muchos consumidores no desean renunciar el sabor y dulzura de sus bebidas, y consideran al agua como un producto aburrido, encontrando en líquidos con sabor, un buen balance para la salud y la hidratación", reveló el informe.

Además, en el mercado chileno se está produciendo una masculinización de las aguas saborizadas, aunque originalmente era comercializada con un enfoque más femenino.

En un país donde el agua embotellada está consolidada, es en República Dominicana, dado que tiene el segundo consumo per cápita en Latinoamérica en términos de volumen total. Lo anterior, debido a las deficiencias del sistema público de transporte que abastece del vital elemento a los hogares.

Sin embargo, esta falla ha sido aprovechada por el mercado, dado que en ese país existe como "norma", el reparto a domicilio de envases grandes y reutilizables. "La ubicuidad de los pequeños comercios independientes, que son los únicos que reparten agua ha permitido este segmento único en las preferencias de agua embotellada cuando se le compara con la región en su conjunto".

No obstante, donde el producto no ha podido ingresar es en el Perú. "Existe una gran oportunidad en el agua embotellada tanto funcional como saborizada, ya que son categorías aún muy poco desarrolladas", especificó el estudio.

En Costa Rica en tanto, el agua embotellada pierde terreno ya que está experimentando un descenso constante, dado que los consumidores están optando por productos con mayores beneficios a través del valor agregado.

"A medida que la oferta de agua pública tiende a ser de alta calidad, especialmente en comparación con otros países de la región, los consumidores no están tan atados a la opción del agua embotellada. Este aspecto se ve reforzado por el surgimiento de bebidas de mayor valor agregado y bebidas no alcohólicas funcionales como el té y jugos de fruta que proporcionan a los consumidores mayor valor por su dinero", reveló el informe.

Bebidas carbonatadas. Argentina es uno de los países que posee uno de los niveles de consumo per cápita de bebidas carbonatadas más alto del mundo. Este comportamiento se explica, principalmente, por tres factores: primero, es porque este producto se asocia con la tradición local de beber agua carbonatada con los alimentos; segundo tiene relación con que se trata de un consumo aspiracional, y tercero, es que asocian estas bebidas con la familia, dado que ellos la consumen cuando comparten la mesa del almuerzo con amigos o parientes.

3709

En Chile, este producto es una base importante en la familia, debido a que de acuerdo a datos de Euromonitor International, colocan al país en la segunda posición a nivel global en términos de consumo per cápita de bebidas carbonatadas, compradas a través del canal minorista. Esto, a pesar que los consumidores están empezando a mirar alternativas más saludables de consumo.

Colombia en tanto, está surgiendo una nueva tendencia entre los participantes del mercado de bebidas carbonatadas, y consiste en implementar envases más pequeños (273 ml).

"Esta categoría está madura y las empresas han respondido a la demanda estática al reducir sus precios, para seguir siendo competitivos en el mercado siempre en expansión de las bebidas no alcohólicas. La estrategia se enfoca en las percepciones de asequibilidad, ya que las presentaciones más pequeñas también son ligeramente más costosas en términos de precio por unidad aunque se comercializan como una opción más económica", dice el análisis.

Otro país que ha seguido esta lógica es República Dominicana. Industrias San Miguel del Caribe SA, el segundo proveedor más grande de bebidas carbonatadas, lanzó este año La Peke (que significa La Pequeña), una versión de su bebida carbonatada Kola Real, la cual es una botella PET más pequeña disponible en el mercado (250 ml). Esta bebida se volvió popular muy pronto por su bajo precio, algo muy oportuno ante la desaceleración económica.

En Guatemala este producto gana en sabor y menor precio, debido a que los consumidores aún las prefieren a pesar de opción más saludables, porque no están dispuestos a sacrificar sabor por salud. Pese a lo anterior, el crecimiento de este producto no fue positivo en 2013, y se espera que siga disminuyendo en los próximos cinco años. "Esto hará difícil para los productos más saludables atraer a los consumidores a medida que estas categorías se vuelvan maduras en los próximos cinco años", analizó la empresa.

De la misma manera, en Uruguay este producto pierde terreno, dado que ha comenzado a mostrar desaceleración en sus tasas de crecimiento, ya que el principal grupo de consumidores, (adolescentes y adultos jóvenes), han reducido su consumo.

Café y té. Brasil posee el consumo per cápita más alto de café fuera de Europa, ya que es accesible y está firmemente anclado en los hábitos culturales, de tal modo que en el último tiempo, el café fresco está experimentando un renacimiento en el país.

3710

"El crecimiento de la clase media ha visto el éxito de las cápsulas de café de alta calidad como Nespresso y versiones más económicas como Nescafé Dolce Gusto, pero el café sigue siendo un componente básico en todo hogar".

Además, el país ha lanzado una campaña, "Brasil, el país del café", para incentivar un incremento en el consumo y alcanzar más de 1 kg por persona al 2018.

Donde el café también es sumamente popular es en Costa Rica. Sin embargo, el consumo parece haberse estancado entre los consumidores jóvenes, quienes han empezado a preferir el té y las infusiones. Es por esto que las empresas cafeteras, han decidido añadirle valor agregado a sus marcas, por lo que han empezado a experimentar con granos de cafe y extensiones de línea gourmet.

En Chile también el té le está ganando terreno al café, incluso, el té es la bebida caliente más consumida, siendo el consumo per cápita más alto de Latinoamérica.
"Aunque el té tiene una penetración de mercado de casi el 100%, el desarrollo hacia un consumo premium y las preferencias entre los consumidores por sabores innovadores y diferentes y variedades de té como el pu-erh, verde, blanco y té de frutas o herbal, está ayudando a impulsar el dinamismo de ese mercado".

El mercado está dominado por dos participantes principales: Cambiaso Hermanos y Unilever, sin embargo, varias marcas importadas y premium se están haciendo conocidas en el país, como por ejemplo Dilmah, Twinings y Tazo.

En tanto en Ecuador el té listo para beber como el café, experimentan un buen desempeño. El primero es la categoría más fuerte de crecimiento, dado que los consumidores la perciben como el producto más natural y beneficioso para la salud que las bebidas carbonatadas y los jugos.

Esa nación es uno de los países que posee el menor consumo per cápita de bebidas calientes hecha a base de otras plantas.

En Venezuela, la tendencia de té listo para beber también ha ganado adeptos, dado que emerge como la categoría de más rápido crecimiento en 2013. Esto, a pesar de su alto costo, por lo que los consumidores privilegian la percepción de atributos de salud del producto.

3711

México es otro país que se suma a este fenómeno, el cual experimenta un auge en el canal on-trade y off-trade, gracias a las bien establecidas redes de distribución de marca líderes como Fuze Tea.

Los expertos revelaron que este fuerte crecimiento es más evidente en términos de volumen que de valor. En tanto, en el Perú el café orgánico es reservado para la exportación, transformando al país en el líder de producción de este tipo de grano en el mundo. Casi toda la producción se exporta a Europa y Estados Unidos, siendo el consumo local insignificante.

"El consumo per cápita de café en el Perú es aún muy bajo en comparación con la región, pero se ha incrementado significativamente entre 2007-2012", dice Euromonitor.

Un mercado importante del grano en la región es Colombia, por lo que la llegada de la cadena Starbucks, en agosto de 2013, podría traer un importante impacto en el mercado interno del café y los patrones de consumo local.

"En los últimos años, las cafeterías se han vuelto más populares y han provocado el interés del consumidor en diferentes variedades de café. La llegada de Starbucks ahondará en esta tendencia, y es probable que en los próximos años inspire productos más sofisticados como las cápsulas (actualmente en el mercado pero con volúmenes insignificantes)", enfatiza el informe.