Empresas Públicas de Medellín (EPM) contrató a la firma de Skava Consulting para realizar el análisis del origen de la contingencia del proyecto Hidroituango, que desde el pasado 28 de abril se encuentra en emergencia y que provocó en mayo la evacuación de más de 20.000 personas. 

Este peritaje internacional fue exigido en una resolución emitida por Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) del pasado primero de junio. El diagnostico que den servirá para que la entidad fije la hoja de ruta del proyecto.

La resolución también pidió las labores dentro de Hidroituango se concentren en la mitigación de la emergencia. Sin embargo, EPM ha sido reiterativa en que la licencia del proyecto no se ha suspendido.

En su momento, el exministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo indicó que serán necesarios más inversiones en Hidroituango para lograr reparar las zonas afectadas y para terminar el proyecto, de más de $6 billones (US$2.064 millones) y del que depende el futuro energético del país.

De hecho, hace una semana se conoció que EPM planea vender lasacciones que tiene en la empresa de interconexión eléctrica ISA (10 %)con el fin de asegurar el capital necesario para realizar las inversiones necesarias y para atender la contingencia Hidroituango.