Madrid. La aseguradora española Mapfre dijo este viernes que está evaluando el costo en sus cuentas del terremoto y el posterior tsunami que devastaron el sábado el centro-sur de Chile, aunque una portavoz señaló que era pronto para hacer estimaciones.

Mapfre está en el mercado chileno a través del seguro directo (€138 millones en primas en 2009, unos US$184 millones) y el reaseguro, donde, según fuentes del sector cuenta con una posición importante junto con otras aseguradoras europeas como Allianz.

El grupo de seguros alemán dijo ayer que aún no tiene estimaciones sobre la repercusión en sus cuentas del terremoto en Chile, aunque agregó que esperaba que fuera menor al impacto de la tormenta "Xynthia" que azotó Europa el pasado fin de semana y que le costará entre 100 y 300 millones de euros (US$135 millones y US$407 millones).

En el seguro directo, la única referencia es de momento la estimación de la aseguradora británica RSA Insurance Group Plc, que cuenta con un volumen de primas similar al de Mapfre en este ramo en Chile.

El grupo británico dijo que el martes que estima un impacto de 30 millones de libras (US$45 millones)  en sus resultados financieros, neto de reaseguro, como consecuencia del terremoto del pasado sábado.

Para el conjunto de las asegurados y reaseguradoras, el costo del terremoto podría ascender a más de US$2.500 millones, según estimaciones de la Asociación de Aseguradoras de Chile (AAHH) difundidas a principios de la semana.

En su página en Internet AAHH presenta también previsiones más pesimistas de la sociedad estadounidense de modelos de catástrofe Eqecat (entre US$3.000 y US$8.000 millones).