Nueva York.  El euro cayó en forma generalizada este miércoles, sumando su quinta caída consecutiva frente al dólar, al reavivarse la incertidumbre por la demora en la implementación de un eventual paquete de ayuda financiera para Grecia.

El diferencial entre el rendimiento de los bonos del gobierno griego respecto a los alemanes de referencia se amplió. Esta ampliación se registró por encima de los 500 puntos básicos y el costo de asegurar la deuda griega contra una moratoria escaló a un récord máximo.

El alza en los costos de endeudamiento griego y en la protección contra la cesación de pagos se produce mientras el país inició negociaciones este miércoles con la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para una potencial ayuda.

El plan conjunto entre la UE y el FMI podría ofrecer de 40.000 a 45.000 millones de euros a Grecia para salir de la crisis de deuda. Un texto conjunto será acordado hacia el 15 de mayo, dijo el ministro de Finanzas griego.

Tenue equilibrio. "Esto parece dejar al mercado en un estado de equilibrio entre el temor y el optimismo, sin una posición fuerte en ninguno de los lados", dijo Dan Cook, analista de IG Markets en Chicago.

En la tarde de Nueva York, el euro cayó un 0,3%, a US$1,3393, tras haber bajado hasta US$1,3359, su mínimo desde el 9 de abril, según datos de Reuters.

Contra el yen, el euro cayó 0,4% a 124,81 yenes, pero se negoció lejos de su mínimo de tres semanas alcanzado a inicios de esta semana.

"El mercado está perdiendo la confianza en el panorama de Grecia, lo que debería pesar sobre el euro. El mercado está forzando a Grecia a pedir la ayuda", dijo Camilla Sutton, estratega senior de monedas de Scotia Capital.

Sutton espera que el euro baje a 1,32 dólares hacia el final del trimestre.

Dólar, refugio seguro. Los temores sobre Grecia impulsaron el atractivo del dólar como refugio seguro. Contra una canasta de monedas de referencia, el dólar se recuperó de su mínimo del día para transar con un alza del 0,2%, a 81,200.

Pero el billete verde se mantuvo plano contra el yen, a 93,18 yenes. La moneda japonesa de bajo rendimiento se benefició de un alza en la aversión al riesgo.El yen se recuperó de sus pérdidas en el exterior luego de que la crisis de deuda griega ocupara el escenario central del mercado tras conocerse buenos resultados corporativos en Estados Unidos que elevaron el apetito por riesgo.