Sidney. El euro tuvo este lunes su mayor escalada en dos meses, y las bolsas asiáticas tocaron máximos de 22 meses, luego que un gigantesco plan de ayuda de emergencia para Grecia disipó los temores sobre tensiones fiscales a lo largo de Europa.

En lo que podría ser el mayor rescate financiero multilateral de la historia, los miembros de la zona euro y el FMI arrojaron un salvavidas a Grecia el fin de semana prometiendo al menos 40.000 millones de euros (US$54.000 millones) en ayuda, aunque Atenas aún tiene que usarlos.

El tamaño del plan de rescate, que estuvo entre las máximas expectativas del mercado, alejó temores sobre la cesación de pago de Grecia de su deuda en el corto plazo, creando un efecto dominó sobre otros países con profundos problemas fiscales.

El euro subió 1,3%, a US$1,3663, cuando los inversores dieron marcha atrás en sus posiciones cortas tras las noticias del plan de emergencia. Más tarde, la moneda europea recortaba su ganancia y se cambiaba a US$1,3613.

En tanto, una ola de datos económicos chinos que se conocerán esta semana podrían traer nuevas evidencias que el rebote global está tomando fuerza. China anunciará su reporte de PIB en el primer trimestre, con analistas pronosticando un crecimiento del 11,5% con respecto al año anterior.

Las acciones asiáticas, que han logrado subir en las últimas semanas pese a la incertidumbre sobre la salud fiscal griega, también tuvieron un impulso por las noticias provenientes de Europa.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas llegó a subir hasta 0,6%, hasta niveles vistos por última vez en junio del 2008, aunque más tarde cedía esas ganancias.

En los mercados bursátiles de la región, las ganancias fueron lideradas por Australia y Japón. El referencial australiano S&P/ASX 200 ganó 0,73%, y su par Nikkei de la bolsa de Tokio subió 0,42%.

Algunos analistas, sin embargo, advirtieron que el tono optimista en los mercados podría tener corta vida, pues Grecia aún carga con una montaña de deuda.

El petróleo subía 47 centavos, a US$85,39 dólares por barril, mientras que el oro trepó 0,5%, su máximo en cuatro meses.

Los futuros del cobre tocaron máximos de 20 meses, a US$8.042,75 la tonelada. El cobre es visto por muchos como un termómetro de la actividad industrial, por su amplio uso en la construcción y en las telecomunicaciones.