El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó este sábado que la inversión económica ejecutada para el agua es "una bendición para la vida", porque garantiza la producción de alimentos, en su intervención como invitado especial de la VIII Cumbre de Petrocaribe, realizada en la ciudad de Managua, Nicaragua.

"A qué conclusión llego compañeros presidentes, inversión para el agua es bendición para la vida y si hay agua y energía va a haber alimentos", recomendó a los más de 18 jefes de estado y representantes de los países que conforman Petrocaribe.

Morales, al informar que en Bolivia se implementa el programa denominado Más Inversión para el Agua (MiAgua), que otorga US$300.000 a cada municipio para ejecutar proyectos de agua potable, resaltó su importancia para la subsistencia en el mundo.

Informó que con el programa MiAgua, Bolivia ya cumplió una de las metas del Milenio establecidas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), al alcanzar una cobertura del 78% de la población.

"El año pasado 78% de la población ya tenían agua potable. Antes eran 30 y 40% apenas en las ciudades", dijo.

En ese sentido, el jefe del Estado boliviano aseguró que "si no existe el agua, por más que exista tierra y dinero, no se producirán alimentos", por lo cual se debe pensar en "cómo garantizar ese líquido vital para la vida".