Nueva York. Lehman Brothers Holdings Inc usó ardides contables y quedó insolvente semanas antes de presentarse en quiebra en septiembre de 2008, pero no hubo una extensa lista de errores cometidos en la firma, detalló un examinador de la compañía nombrado por la Justicia.

En un informe de 2.200 páginas publicado este jueves, Anton Valukas, presidente de la firma legal Jenner & Block, reportó los resultados de una investigación que llevó más de un año, acerca de quienes eran los responsables del colapso de la compañía, que profundizó la crisis financiera global.

Valukas dijo que si bien algunas de las decisiones de la gerencia de Lehman "pueden cuestionarse en retrospectiva" y los procedimientos de la firma para valuar sus activos "podrían haber sido deficientes", los responsables habían usado su juicio comercial y no eran en gran parte responsables por el colapso.

Sin embargo, el examinador dijo que Lehman, que ahora está en liquidación para beneficio de sus acreedores, podría presentar reclamos contra el ex presidente ejecutivo Dick Fuld y los presidentes financieros Chris O'Meara, Erin Callan y Ian Lowitt por negligencia o violación de obligación fiduciaria.

El examinador sostuvo que también hay suficiente evidencia para respaldar un posible reclamo porque el auditor de la compañía, Ernst & Young, había sido "negligente" y que Lehman podría accionar contra la firma a por "mala práctica profesional".

Valukas no halló pruebas de que los directores de Lehman habían violado explícitamente sus obligaciones fiduciarias, pero explicó que Wall Street tuvo un papel importante en causar una grave crisis de liquidez en Lehman en sus últimos días.

El examinador sugirió que Lehman podría también reclamar contra bancos como JPMorgan y Citigroup por retirar unos US$16.000 millones en colaterales de las arcas de Lehman cuando la compañía luchaba por mantenerse a flote.

El largamente esperado reporte contiene explosivas acusaciones acerca de un truco, conocido como "Repo 105", que era usado con el sólo propósito de manipular los libros de Lehman, contribuyendo a la desaparición de la firma.

El examinador llegó a la conclusión de que este ardid, que data de 2001 y era utilizado sin decirlo a inversores o reguladores, daba la apariencia de que Lehman estaba reduciendo sus niveles de apalancamiento general en 2008 cuando en realidad no era así.

Lehman utilizó el truco para borrar temporariamente activos por US$50.000 millones de su balance en 2008, de acuerdo al reporte presentado este jueves.

Un abogado del ex presidente ejecutivo de Lehman dijo en un comunicado el jueves que Fuld "no sabía qué eran esas transacciones".

El reporte del examinador podría brindar material para futuras demandas que permitirían que Lehman recupere más fondos para sus acreedores.

El abogado que encabeza la quiebra de Lehman, Harvey Miller, dijo este jueves que la difusión del reporte ocurría en un "momento oportuno" pues la compañía está en proceso de surgir con un plan de reorganización que explicará cómo completara el proceso de bancarrota.

El reporte, que detalla los terribles días de septiembre de 2008 antes de que Lehman presentara la mayor bancarrota en la historia de Estados Unidos, resultó de la recopilación de miles de documentos y correos electrónicos.

Además, se realizaron entrevistas con pesos pesados como el secretario del Tesoro Hank Paulson, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, el presidente ejecutivo de JPMorgan, Jamie Dimon, autoridades británicas y ejecutivos de Lehman.

El juez que supervisa la bancarrota, James Peck, dijo que el reporte "se lee como un bestseller".

El examinador dijo Lehman podría haber sido insolvente desde el 2 de septiembre de 2008, aunque recién se presentó en bancarrota el 15 de septiembre.