Sala de Inversión. Son diversos los factores que han influido en el debilitamiento de los títulos de la aerolínea de capitales chileno-brasileños Latam Airlines (LFL).

Uno de ellos es el conflicto con Aerolíneas Argentinas y el gobierno de Cristina Fernández, a lo que se suma algunos problemas en la fusión de ambas compañías, detalla el informe de Carlos Montoya Ramos, editor adjunto de Sala de Inversión América.

“El primer caso es la corrección de los estados financieros de la brasileña con la detección de una pérdida de US$599 millones. Eso nos deja en una gran incertidumbre y podría significar nuevas correcciones con mayores pérdidas”, plantea Marcos Barrientos Dörner, CEO de Gilgal Markets.

En segundo lugar, reconoce que hubo una pérdida por la depreciación del real, dado que en Brasil, tiene ingresos en reales y costos en dólares. “Creo que ahí faltó hacer una cobertura entre el real y el dólar para evitar eso. Las coberturas son muy necesarias para gestionar bien el riesgo”, agrega.

Por último, se refiere al problema con el Organismo Regulador del Sistema Nacional Aeroportuario (Orsna) de la Argentina, que ha aumentado el momentum negativo y la compañía ya tenía conocimiento de la situación desde 2012. 

“Encuentro extraño que no hayan tomado las medidas necesarias para evitar este problema y no estar luchando contra el tiempo y tener la posibilidad de dejar de operar vuelos domésticos en la Argentina”, señala.

Por eso, tras la entrega de los últimos resultados trimestrales, los títulos de Latam Airlines deberían reaccionar de forma negativa. “Este es otro factor para aumentar la tormenta perfecta y todavía no hay ninguna noticia positiva que pueda contribuir a un cambio de tendencia, por tanto se debería mantener el tono bajista. Aunque el mercado ya tenía internalizado una pérdida”, resalta.

En este escenario, desde Banchile Inversiones proponen un precio objetivo para los títulos cotizados en la Bolsa de Comercio de Santiago de 8.000 pesos chilenos (US$15,6), lo que significa un aumento del 20% respecto al valor actual del papel (6.653 pesos). A ello, agregan una recomendación de “Comprar”.

Al contrario, desde Gilgal Markets proponen fijarlo en 5.000 pesos, 24% menos que su cotización, con “un atractivo en hacer venta corta, con un stop loss en la media simple de 25 sesiones. El mercado ya ha dado su veredicto castigando al papel este año con una baja del 45% en pesos”.

Desde la óptica de Julián Yosovitch, analista de Ruarte's Reports, los ADR de Latam (LFL) se ubican en US$12,58 a comienzo de semana, “han regresado al 61,80% de toda la subida iniciada en 1998, a la vez que la emisora se encuentra dejando divergencia respecto de los indiciadores técnicos, por lo que se verán reacciones alcistas inmediatas que logren llevar a los precios hacia los 13,50 – 15,20 primero y 17,30 más tarde”.

Además, reconoce que los mínimos de US$11,70 son un soporte importante de corto plazo, desde donde se debería ver un regreso a las alzas buscando los máximos ya mencionados. En caso contrario, y de concretarse un quiebre en estos soportes, “implicaría una señal de debilidad y con posibilidades de que los precios amplíen las caídas rumbo a 11,30 – 11s, e incluso los 10”.

En el corto plazo, Banchile Inversiones enfatiza que las autoridades brasileñas estarían evaluando un potencial paquete de medidas para el sector aeronáutico, “las cuales estarían enfocadas principalmente a la reducción de impuestos al combustible y comisiones”.

“En este contexto, creemos que el potencial impacto que generaría dichas reducciones en la industria sería positivo para Latam Airlines, la cual se vería beneficiada, pero en menor medida que la competencia, dado que sólo el 33% de capacidad de la compañía proviene de Brasil”, concluyen.

3190