Santiago. Este jueves un grupo de profesionales con experiencia en el ámbito público, académicos y representantes del sector privado, conformaron el Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI).

El motor de esta iniciativa fue que los expertos consideran que la infraestructura en Chile no está siendo utilizada “con la fuerza y la urgencia que se requiere”, falencia que se explica porque “se carece de una visión-objetivo de lo que debiera ser la infraestructura que el país y las personas necesitan” y de la que se requiere para “ir sustentando el Chile del futuro”, según el Acta de Compromiso que en la oportunidad suscribieron sus integrantes.

A partir de este diagnóstico, los miembros del CPI coinciden en que resolver esta “falla estructural” demanda “de la capacidad, los aportes y la voluntad de cambio de muchos”.

De ahí que se planteen como objetivo constituir un espacio de reflexión y debate para la formulación de los elementos centrales de una Política de Infraestructura, que reconozca su valor estratégico, garantice su planificación a largo plazo y asegure la oportuna materialización de los proyectos que así se definan.

Iván Poduje, arquitecto, experto en urbanismo y miembro del CPI, sostuvo que “la infraestructura siempre se presenta como condición necesaria para el crecimiento económico. Eso es efectivo. Pero se suelen pasar por alto dos atributos que creemos fundamentales para abordar los desafíos del país actual: que la infraestructura es una poderosa herramienta tanto para favorecer la integración social en las ciudades como para apoyar la descentralización y la integración del territorio nacional, al contribuir, por ejemplo, a mejorar el transporte público, la conectividad de zonas aisladas, la provisión de equipamientos y el estándar de los bordes costeros”.

Por ello, el CPI generará y divulgará indicadores que evidencien la directa relación entre infraestructura, calidad de vida, acceso a mejores oportunidades y equidad social.

Además, se encargará de proponer cambios a la institucionalidad pública y alternativas de financiamiento.

“También queremos identificar proyectos prioritarios de infraestructura, para lo cual el CPI trabajará directamente en regiones. Además, esperamos monitorear los avances y desafíos que enfrente la materialización de estas iniciativas, especialmente en grandes ciudades y localidades aisladas a lo largo de Chile”, declaró Poduje. 

"Hoy, sin embargo, la infraestructura suele estar ausente del debate público. Esperamos que esta situación cambie y que la labor del CPI sea un real aporte para los gobiernos y para el país”, agregó.

La propuesta de Política de Infraestructura que surja del CPI será entregada en los próximos meses a quienes aspiran a la Presidencia de la República y a sus equipos programáticos y estará próximamente disponible para el público en una página web.