Sao Paulo. La consolidación de la industria naval y offshore ha impulsado grandes desafíos e inversiones por parte de las empresas del sector.  De aquí a 2020 se ha encargado la producción de 50 plataformas petroleras, 50 buques-sonda, 500 embarcaciones de apoyo y 130 petroleros que moverán cerca de US$180.000 millones.  

La Navalshore - Marintec South America, que se celebrará en Río de Janeiro entre los días 13 y 15 de agosto, servirá de vitrina para las novedades de ese mercado.

Participando por primera vez como expositora, Isover, una empresa del grupo Saint-Gobain, presenta con exclusividad al aislante Ultimate, una nueva solución  para construcciones de acero, aluminio y compuestas, que proporciona protección contra incendio clase A60.  El producto de Isover garantiza un aislamiento acústico de alto desempeño que resulta ideal, entre otras cosas, para la aplicación en navíos donde las máquinas funcionan continuamente y la generación de ruidos es constante.

Por su parte, la empresa Weber, especializada en reparación estructural, tintas industriales y pisos específicos para la línea marítima, presentará la Fosfiber C, una fibra de carbono compuesta para estructuras de concreto, con una elevada resistencia a la tracción y a los ataques químicos.  

Los sistemas de fibra pueden ser aplicados en rehabilitaciones de estructuras deterioradas o dañadas, para la adecuación de cambios como el aumento de cargas, el ajuste de las estructuras a las nuevas exigencias normativas, la corrección de errores de proyecto y/o ejecución, la aplicación en vigas y losas de puentes, estructuras industriales, estacionamientos, edificios, muros y pozos de elevadores, obras de restauración o reformas en general.

Otra novedad que presentará Weber es la línea Galvashield para el control de la corrosión, un sistema de protección galvánica para estructuras de concreto que apunta al control de la corrosión.  La solución consiste en pastillas (ánodos de protección catódica), barras de revestimiento y hojas adhesivas de zinc, entre otros productos, para aplicación en estructuras de concreto armado sujetas a acciones corrosivas, como las de obras portuarias y edificaciones próximas al borde marítimo, con una durabilidad de hasta 15 años.