La Paz. La feria "Expocarne 2013", la segunda versión del único encuentro especializado en carne bovina de Bolivia, comenzó este viernes con una promoción masiva del producto para lograr que los bolivianos dupliquen en su dieta el consumo anual de proteínas animales.

La feria reunirá a expertos en asados o parrillas de Argentina, Bolivia y Brasil que prepararán durante dos días 7.500 kilos de carne para 10.000 personas, indicó el gerente general de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), Héctor Sándoval.

Los bolivianos consumen por persona anualmente una media de 18 kilos de proteínas de animales, por debajo de la cifra recomendada por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), de entre 30 y 35 kilos, agregó el directivo.

Por ello el objetivo de la feria es gastronómico y no comercial, porque busca que los visitantes degusten, previo pago, la carne producida en Bolivia con estándares internacionales, "que se equipara a la que tiene Uruguay, Paraguay, Brasil y Argentina", sostuvo.

A la Expocarne asistirán el experto en churrasco, técnicas de selección, corte y cocción Marcelo Bolinha, de Brasil, y Adrián Gallardo, de Argentina, que participo en la elaboración del "asado más grande del mundo" en su país en 2011.

Bolivia exporta carne a Perú y está en conversaciones para hacer lo propio con Venezuela, a cuyo mercado pueden enviarse parte de las 5.000 toneladas que el sector ganadero está autorizado a exportar por una reciente resolución del Gobierno boliviano.

Los ganaderos bolivianos tienen una oferta de 227.000 toneladas anuales, de las que 15.000 puede ser exportadas porque no son consumidas por el mercado interno, según el directivo.

La exportación privada de alimentos necesita de un permiso del gobierno que aplica la medida desde hace cuatro años, cuando decidió asignar cupos a los empresarios por el temor a una escasez.