Río de Janeiro. Brasil, el mayor productor y exportador mundial de café, colocará en el exterior este año 30,5 millones de sacos (de 60 kilos), con un crecimiento del 7% con respecto a 2012, según una previsión divulgada este jueves por la patronal de los exportadores.

El Consejo de los Exportadores de Café (CeCafé) de Brasil manifestó su optimismo pese a que las ventas externas en julio permanecieron prácticamente estables con respecto a las del mismo mes del año pasado.

Brasil exportó en julio 2,16 millones de sacos del grano, con un aumento del 1,6% con respecto al mismo mes del año pasado.

La caída de la cotización internacional del café, sin embargo, redujo el valor de las exportaciones de julio en 22,7% frente al mismo mes de 2012, hasta US$339,5 millones.

Ello debido a que el precio promedio del saco de café en el mercado internacional cayó desde US$206,80 en julio de 2012 hasta US$157,29 en julio de este año.

Pese a ello "esperamos una recuperación en el ritmo de las exportaciones entre los meses de agosto y diciembre, lo que nos debe permitir cerrar el año con un volumen de café exportado de cerca de 30,5 millones de sacas", afirmó el director de CeCafé, Guilherme Braga, citado en un comunicado del organismo.

Las exportaciones acumuladas de café en los siete primeros meses del año se ubicaron en 17,09 millones de sacos, frente a 14,77 millones de sacos del mismo período de 2012, en cuanto que el valor recibido por los embarques cayó desde US$3.557 millones entre enero y julio del año pasado hasta  US$3.073 millones en lo que va de este año.

Según el balance de CeCafé, la variedad arábiga respondió por el 84,8% de las exportaciones brasileñas de café en los primeros siete meses del año, seguida por el café soluble (10,8%), por la variedad robusta (4,3%) y por el grano tostado y molido (0,1%).

El principal destino de los embarques en los siete primeros meses del año fue Europa, con 53% de las importaciones, seguido por América del Norte (22%) y Asia (18%).

Por países, Estados Unidos se mantuvo como el mayor mercado entre enero y julio, con el 20% de las importaciones, seguido por Alemania (17%), Japón (9%), Italia (9%) y Bélgica (6%).