Río de Janeiro. En 2012, Brasil fue el principal destino de las inversiones extranjeras directas (IED) aplicadas en América Latina.  El país recibió el 41% del flujo de recursos, un total de US$ 65.300 millones, según el informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). 

Una de las responsables de este resultado es la industria naval y offshore, que está siendo impulsada por la demanda de servicios para la construcción de naves y plataformas.

Una oportunidad para trazar un panorama de este mercado es la Navalshore – Marintec South America, Feria y Conferencia de la Industria Naval y Offshore que tendrá lugar entre los días 13 y 15 de agosto en el Centro de Convenções SulAmérica de Río de Janeiro y reunirá a más de 350 marcas expositoras, acudiendo 46 empresas internacionales provenientes de 16 países. 

En esta edición, el evento contará con pabellones de China, Dinamarca, Argentina, Reino Unido, Noruega y Japón, a la vez que se estima en 17.000 la cantidad de visitantes.

Empeñada en invertir y mejorar los servicios en el país, la empresa alemana Messer, especialista en máquinas de corte térmico, cuenta desde 2007 con una fábrica propia instalada en Río de Janeiro. 

El director ejecutivo de la empresa, Ralf Dippold, hace notar que la inversión es fuerte porque la empresa conoce el potencial del mercado brasileño.

"Somos expositores en la Navalshore – Marintec South America desde 2010 y buscamos hacer hincapié en que a pesar de ser una empresa alemana estamos físicamente en Brasil y somos capaces de ofrecer una solución económica, puesto que disponemos de equipos mecanizados de pequeño, mediano y gran porte", explica.

La empresa coreana Ra In Ho, asociada a TTR Brasil y responsable de la producción de equipamiento de transporte pesado, también estará como expositora en la feria, dando testimonio del repunte del mercado. 

"La exploración de los campos del presal en el país apresuró la necesidad de modernización en la industria naval.  Ra In Ho cuenta con la experiencia para auxiliar al crecimiento y aumentar la eficiencia en el proceso de producción", explica el representante de la empresa en Brasil, José Ramon Rosal Cernuda.  La empresa está en el país desde 2012.