El tren urbano es un proyecto que consiste en habilitar el primer tramo de Centra Norte, zona 17, a la Estación Central, y el segundo eje hacia el sur, a la colonia Justo Rufino Barrios zona 21, pero se busca ampliarlo hasta el municipio de Villa Canales, afirmó Carlos Samayoa Flores, interventor de Ferrocarriles de Guatemala (Fegua).

Al diseño del plan se le conoce como el sistema de transporte ferroviario Tren-Tram o tren interurbano, exclusivo para el transporte de pasajeros en la Ciudad de Guatemala.

El avance de la propuesta por Fegua está en el modelo, la potencial oferta, estudio de la demanda, diseño de la infraestructura, elección del material rodante, plan de la operación de las nuevas líneas, estimación de inversión y financiamiento.

“Cuando se concluya la fase de entrega de las acciones de Ferrovías al Estado de Guatemala, se impulsará este proyecto a los inversionistas”, aseguró Samayoa.

Antes de lanzar la iniciativa, el interventor explicó que se llevará a cabo una auditoría sobre los bienes y la infraestructura disponible.

Luis David, director de Invest In Guatemala —oficina de inversión—, confirmó que se efectuará una licitación internacional para ofertar este proyecto y buscar las propuestas más convenientes al país.

La operación, añadió, está a cargo de la Agencia Nacional de Alianzas para el Desarrollo de Infraestructura Económica que dirige Julio Héctor Estrada.

“Tenemos interés de inversionistas franceses y españoles, quienes conocen el proyecto”, puntualizó David.

El Estado y la empresa Ferrovías, subsidiaria de la compañía estadounidense Railroad Development Corporation (RDC), se encuentran en una fase de transición para la entrega de las acciones, una vez se haga efectivo el pago de una compensación económica por US$16 millones (Q125 millones).

El Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) en un arbitraje internacional falló a favor de Ferrovías en febrero último y el Estado deberá hacer efectivo el pago a esta compañía, pero permitirá operar la red.

La inversión calculada, según Fegua, es de US$65 millones a US$125 millones.

Tramo. El recorrido del Tren-Tram, según Fegua, será desde la zona norte, sur y oeste de la capital, por donde se tiene previsto la creación de 10 estaciones.

Se calcula que por ese sector se concentra el 40% de la población que habita en las zonas densamente habitadas, como son las zonas 1, 6, 8, 12, 13 y 21, respectivamente.

Además, conectaría las terminales de viajeros del sur con el norte para darle una potencialidad y desarrollo al proyecto.

La operación supone la reforma integral de unos 25 kilómetros de línea férrea con nuevo trazado, y la puesta en marcha de ocho trenes en horario punta y cuatro en horario valle.

“Las trochas —ancho de vía— tendría que ser estándar y no como la actual”, aseguró Samayoa. La obra, refirió, incluirá la reubicación de las familias que residen y que han construido sus casa sobre la línea.

Luis Gómez, director ejecutivo de Trans Urbano, comentó que “lo ideal es que llegue a áreas con mayor población como Villa Nueva, donde habrá mayor demanda; y para el norte, hasta la colonia El Chato, para conectar con Palencia y otros municipios”.

Gómez señaló que si se concreta este proyecto creará un sistema de transporte eficiente, pero aún está la duda sobre la tarifa, si será real o subsidiada.