Tegucigalpa, Honduras. El Fosdeh se sumó a la lista de entidades que solicitan explicaciones puntuales respecto a la trascendencia que tendrán los fideicomisos de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) adjudicados a tres bancos privados.

Esta entidad de la sociedad civil advierte que mediante la adjudicación de esos fideicomisos se generará de manera inicial nueva deuda pública por 4.383 millones de lempiras (US$551,1 millones).

A inicios de la presente semana, el presidente de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), Adolfo Facusé, expresó que los contratos suscritos por la Comisión para la Promoción de la Alianzas Público Privada (Coalianza) y la ENEE se entregan a la administración de activos y los ingresos de la estatal eléctrica por 30 años a la conformación de estos instrumentos financieros.

En ese sentido, se deja sin recursos para que sean invertidos en otras áreas de la ENEE y que se pague la factura a las empresas generadoras de energía térmica. En los últimos días, el mismo presidente Porfirio Lobo se pronunció en contra de la redacción de uno de los tres fideicomisos y el presidente de la Comisión Nacional de Energía (CNE), Ángel Napoleón Soto, advirtió que en este contrato hay indicios de privatización de ciertos servicios de la ENEE, vía Coalianza.

Endeudamiento. El coordinador del Fosdeh, Mauricio Díaz, fue del parecer que mediante el desmembramiento de la ENEE, vía Coalianza, se manifiesta de manera evidente un conjunto de actividades que traerán endeudamiento a Honduras.

“Es claro que lo publicado en el diario oficial La Gaceta, que estos bancos -Atlántida y Ficohsa- tendrán la oportunidad, cada una de estas instituciones por su lado, de disponer de US$100 millones para atender las necesidades que -en sus contratos- están planteadas. Banco Continental tendrá otra parte importante de recursos que ascienden a US$15 millones”, dijo.

De esta manera, continuó, es fácil seguir con el proceso de endeudamiento del país solo con brindar estas cifras que representan y superan los 4.380 millones de lempiras, pero es muy posible que en el contenido de estos fideicomisos existan otras cláusulas que eleven estos montos.

“Cómo es que estos contratos de fideicomiso pudieron ser aprobados en el Congreso Nacional, existieron los instrumentos necesarios para poder medir que las cosas tienen esos valores, se determinó cuál es el impacto del endeudamiento y si el Estado hondureño podrá recuperar estos recursos”, indicó.

Se preguntó también si las tasas de interés negociadas son las que más le convienen a Honduras. En su momento el presidente de Coalianza, José Antonio Pineda, expresó que todos estos convenios fueron estructurados por técnicos especializados, han sido presentados y aprobados en Consejo de Ministros y luego elevados al Congreso Nacional para su aprobación.

El gerente de la ENEE, Emil Hawit, ha dicho que estos fideicomisos son necesarios para reducir las millonarias pérdidas de la estatal, así como para efectuar las inversiones que sean necesarias en el proceso de garantizar un servicio eléctrico eficiente a la población.

El contenido. En el diario oficial La Gaceta, número 33,138 del 1 de mayo de 2013, se publicó el Decreto Ejecutivo PCM 024-2013, que contiene los contratos de fideicomiso a favor de tres entidades financieras, aprobados en Consejo de Ministros el 21 de mayo de este año.

En la cláusula número tres del fideicomiso adjudicado a Banco Atlántida, el cual se denomina “Recuperación de pérdidas en los servicios prestados por la ENEE”, específicamente en los componentes de transmisión, despacho y flujo financiero; se establece gestionar y administrar los recursos provenientes de la emisión de bonos o contratación de facilidades crediticias que la ENEE realice por un monto de US$100 millones o su equivalente en lempiras (indexado al dólar) destinado a los fines que al respecto indique el comité técnico el fideicomiso.

Por otra parte, la cláusula tres del fideicomiso adjudicado a Banco Ficohsa y que se denomina “Recuperación de pérdidas en los servicios prestados por la ENEE en los componentes de distribución y flujo financiero” es muy similar a la del contrato anterior.

Establece gestionar y administrar, según el contrato, los recursos provenientes de la emisión de bonos o contratación de facilidades crediticias que la ENEE realice por un monto de US$100 millones o su equivalente en moneda nacional (indexados al dólar), destinado a los fines que al respecto indique el comité del fideicomiso.

Siempre en el decreto PCM 024-2013 se establece en la cláusula número tres del fideicomiso adjudicado a Banco Continental, en su inciso b) numeral 2) que para los fines indicados el fiduciario tendrá, entre sus principales funciones, de manera enunciativa más no limitativa, gestionar y administrar los recursos provenientes de la emisión de bonos o contratación de facilidades crediticias que la ENEE realice por los montos de US$15 millones o su equivalente en moneda lempira (indexado al dólar) destinado a los fines que al respecto indique el comité técnico del fideicomiso.

Dicho financiamiento podrá ser sindicado mediante la constitución de otros fideicomisos o el uso de los vehículos de propósito especial u otros instrumentos financieros que se consideren necesarios. Asimismo, se deducirá del flujo que ingrese al fideicomiso, los montos correspondientes a los pagos.

El presidente de Coalianza, José Antonio Pineda, explicó que el presidente Porfirio Lobo está de acuerdo en que las inversiones público y privadas en la ENEE se realicen mediante la inversión, recuperación de la inversión a través de la garantía de repago del fideicomiso, no a través de la privatización.

Recalcó que el banco realiza en estos fideicomisos solo la inversión de capital de riesgo que es para pagar la preinversión, los estudios técnicos para ver la viabilidad del proyecto que es alrededor de US$2,5 millones y darle garantía, seguridad y transparencia al manejo de los flujos de la ENEE.