Vigo. Representantes de los gobiernos de Argentina, Chile y Namibia han apostado este lunes por la continuidad de las filiales de Pescanova que operan en dichos países: Argenova, Pescachile y Novanam, las dos primeras en concurso de acreedores.

Es más, portavoces de las administraciones argentina y namibia han reseñado que trabajan "con normalidad" y que su situación "no es comparable" con la de la matriz del grupo, con sede en Chapela (Pontevedra), mientras que el chileno ha admitido que habrá que vender activos para mantener la firma.

El subsecretario de Pesca de Argentina, Néstor Bustamante, ha señalado durante el Congreso Mundial de "Whitefish" (pescado blanco en inglés), que se celebra este lunes en Vigo, que Argenova "no está en una situación de quebranto ni de crisis terminal".

Ha abundado en que la filial argentina de la multinacional de los congelados del mar "opera normalmente con sus barcos", no padece "dificultades de administración", sus activos son "muy superiores" a sus pasivos y abona "normalmente" los aranceles, por lo que "no hay motivos para tomar medidas", ha sintetizado.

Respecto a la situación de otra empresa gallega, Vieira, Bustamante ha indicado que la administración argentina no quiere "injerencias" con la provincia de Santa Cruz en el proceso de su expropiación, y que se ha limitado a cumplir dos oficios judiciales que ordenan el mantenimiento de los permisos de pesca de la firma.

El subsecretario de Pesca y Acuicultura de Chile, Pablo Galilea, ha indicado que Pesca Chile dispone de suficientes activos, infraestructura y derechos para proseguir con su actividad en el futuro, independientemente de que sigan los mismos gestores o vengan unos nuevos.

Mientras, el ministro de Pesca y Asuntos Marítimos de Namibia, Bernard Esau, ha manifestado que desde Novanam le han trasladado que "no le afecta" la situación de la matriz y que está "trabajando bien, sin problemas", y ha confiado en recabar más información de la situación financiera de la matriz durante su estancia en Galicia.