Bogotá. De acuerdo a la firma calificadora de riesgo Fitch Ratings, los bancos que prestaron dinero para la construcción de la Ruta del Sol II se verán afectados negativamente por el fallo que emitió un tribunal de arbitramento de la Cámara de Comercio de Bogotá sobre el valor de la liquidación de la concesión a cargo de la Ruta del Sol II.

Dicho fallo, emitido el pasado 6 de agosto, señaló que el Estado solo debía pagar $211.000 millones (US$61,2 millones) para cubrir las deudas de la concesión y no los $4,7 billones (US$1360 millones) que esperaban los socios, de los cuales los bancos pedían $1,4 billones (US$403 millones).

Sin embargo, de los $211.000 millones (US$61,2 millones), la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) solo debe dar $24.200 millones (US$6,97 millones), pues en el fidecomiso de la concesionaria en el que se depositaron los otros pagos por las obras hay $187.000 millones (US$53,9 millones).

Entonces, para Fitch el fallo tiene implicaciones importantes:“El valor de la liquidación de la concesión en el informe de evaluación del Centro de Arbitraje y Conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá fue sustancialmente inferior a las expectativas en US$1360 millones, con bancos y otros terceros de buena fe que recibirán US$61,2 millones”. 

"Afectará el apetito futuro de nuestros agremiados y de la banca internacional en los proyectos de infraestructura, vitales para el crecimiento y la competitividad del país", señaló la Asobancaria.

Dicha situación sería negativa porque afectaría las métricas financieras a corto plazo de los bancos, según la firma calificadora

Con el dinero que el Estado deberá pagar a la concesionaria, esta debe saldar las obligaciones laborales ($1.448 millones), luego las deudas fiscales e impuestos ($282 millones), posteriormente los pagos a proveedores ($6.200 millones) y finalmente pagar a los bancos ($1,4 billones). 

El dinero no será suficiente para pagar la totalidad de la deuda a los bancos, y por ello estas entidades se verán afectados, pues de acuerdo a Fitch Raitings, entre 50% y 60% de los créditos se reclasificarán como incumplidos.

La Asobancaria ya había manifestado su preocupación por las consecuencias que traería el fallo para los bancos, lo que terminaría por afectar el “apetito” de estas entidades para participar en proyectos de infraestructura.

"Afectará el apetito futuro de nuestros agremiados y de la banca internacional en los proyectos de infraestructura, vitales para el crecimiento y la competitividad del país", señaló la Asobancaria.

A su vez, la calificadora de riesgo señaló que “las provisiones de cartera adicionales y los cargos esperados por incumplimiento de préstamos llevarán a un debilitamiento leve de todas las métricas financieras fundamentales de Fitch”.

Sin embargo, la calificadora también dijo que tras dos años de dificultades para los bancos colombianos, este año la rentabilidad de estos se empezó a recuperar y ello ayudaría a “compensar el aumento en el aprovisionamiento relacionado con la exposición y las posibles presiones sobre la capitalización al final del año”.

La Ruta del Sol 2 es un proyecto de infraestructura con el que se busca recortar las distancias entre el centro del país y la región Caribe. La megaobra fue adjudicada mediante sobornos a la Concesionaria Ruta del Sol, de la cual son socios Odebrecht, Episol de Corficolombiana y CSS Constructores.