Paris.- El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, quiere que el organismo antimonopolio de su país dictamine si Google tiene una posición de mercado dominante en la publicidad por internet.

El mandatario señaló que por ahora esas empresas pagan impuestos en los países donde tienen su sede central, pese a que representan una gran parte de nuestro mercado de publicidad.

Comenzar a cobrar impuestos a los ingresos por publicidad en internet, a gigantes como Google y con esto recaudar fondos para respaldar a las industrias creativas que han sido golpeadas por la revolución digital, podría ser una medida a aplicar a otros operadores como MSN y Yahoo, que según el mandatario se enriquecen sin ningún límite o compensación.

Los críticos de la medida dicen que el asunto de compensar a los autores es complejo, debido a que muchas de las canciones, películas y textos publicados en internet en estos días son creados gratis por aficionados que están fuera de la elite cultural, publicó Reuters.