Sao Paulo. El presidente de Francia, François Hollande, anunció este viernes que su país financiará la construcción de una línea del tren metropolitano hasta el aeropuerto internacional de Guarulhos, que opera para Sao Paulo, y la descontaminación del río Tieté, con el modelo implementado en la recuperación del Sena.

En un encuentro con el gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, en el marco de la última jornada de una visita de dos días al país suramericano, Hollande apuntó a la necesidad de acelerar la construcción de la línea.

"Justamente, porque vine anoche desde el aeropuerto hasta el centro, tenemos que acelerar esta línea", afirmó.

Según el gobernante europeo, su país apuesta por el fortalecimiento de las relaciones entre Francia y "el estado más dinámico y más próspero de Brasil".

Alckmin, en tanto, precisó que la Agencia Francesa de Desarrollo financiará con 300 millones de euros (unos US$411,6 millones) el proyecto para la construcción de la línea 13 de los trenes metropolitanos entre el centro de Sao Paulo y el municipio de Guarulhos, donde se encuentra el aeropuerto.

Igualmente, el gobernador indicó que se estableció un trabajo de cooperación entre la Compañía de Saneamiento Básico del Estado de Sao Paulo (Sabesp) y el Sindicato Interdepartamental de Saneamiento de la Gran París (SIAAP), responsable por la descontaminación del río Sena.

El objetivo, según el gobierno del estado, es contribuir al programa de descontaminación de los ríos Tieté y Pinheiros, que cruzan la mayor metrópoli brasileña.

Además de los anuncios sobre el tren metropolitano y la descontaminación del río Tieté, Alckmin y Hollande firmaron dos acuerdos en diversos sectores.

El primero de ellos permitirá la constitución de un Grupo de Trabajo bilateral para abordar posibilidades de cooperación en temas como infraestructura y movilidad urbana, educación, desarrollo económico y seguridad pública.

El segundo acuerdo, suscrito entre el estado de Sao Paulo y la región de Ile de France, donde está ubicada París, agrupa cincuenta iniciativas con programas relacionados al desarrollo sostenible y urbano de las dos regiones a partir de 2014, en áreas como transporte, infraestructura, saneamiento y medio ambiente.

"La relación entre nuestros pueblos, instituciones y empresas siempre fue próxima. Pero con la firma de estos dos acuerdos iniciaremos un nuevo capítulo, centrado en metas osadas que traerán resultados concretos para nuestra población", indicó Alckmin en declaraciones a periodistas después de la reunión.

Hollande, que le confirmó a Alckmin que Francia se concentrará en la ciudad paulista de Riberao Preto durante el Mundial de Fútbol de 2014, participó este viernes de un seminario empresarial bilateral en la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP), junto a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.