Amsterdam. Las ganancias de Philips Electronics del cuarto trimestre superaron con facilidad las expectativas del mercado gracias a una mayor demanda de televisores e iluminación, lo que animó a los inversores que hicieron caso omiso de las oscuras previsiones de la compañía.

Las acciones de Philips subieron más de un 5 por ciento.

"Los resultados son fantásticos, tengo lágrimas en mis ojos", dijo el analista de ING Jan Hein de Vroe, que mantuvo la recomendación de "comprar" las acciones con un precio objetivo de 23 euros.

"Superaron las expectativas en todos los frentes", añadió.

Las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) del cuarto trimestre fueron de 662 millones de euros (935,3 millones de dólares).

El resultado supera una previsión promedio de 502 millones de euros, según una encuesta de Reuters, y los 26 millones de euros del mismo lapso del año anterior.

Las ventas del cuarto trimestre continuaron mejorando frente a los tres meses previos a 7.260 millones de euros, desde los 5.600 millones de euros, y superaron las expectativas de los analistas, que esperaban 7.000 millones de euros.

Philips dijo que continúa la debilidad en el mercado estadounidense del sector salud, porque los clientes tenían problemas para financiar aparatos de alto costo como escaners cerebrales.

Pero el crecimiento en su negocio de televisores ayudaba a la unidad de artículos de consumo, mientras que un rebote en la venta de autos impulsó a la división de iluminación.

"Como salud e iluminación son negocios de costos fijos altos, un crecimiento positivo en el 2010 debería elevar los márgenes a través del apalancamiento operacional", dijo en una nota Victor Bareno, analista de SNS Securities.

Bareno elevó su recomendación para las acciones de la firma a "comprar" desde "mantener".

De 36 analistas que siguen las acciones de Philips, 17 tienen una recomendación de "compra fuerte" o "comprar", mientras que 13 recomiendan mantener los papeles y seis sugieren "vender" o "vender fuerte", según datos de StarMine.

Pasos sólidos. El mayor fabricante de iluminación del mundo así como el consumidor de electrónicos más grande de Europa, no dio pistas de nuevos plazos para sus metas a mediano término.

"Las actuales circunstancias económicas no dejan espacio a un pronóstico confiable", dijo el presidente ejecutivo de Philips, Gerard Kleisterlee, y agregó que la empresa propuso un dividendo de 0,70 euros por acción como "señal de confianza" en el futuro.

El presidente financiero, Pierre-Jean Sivignon, dijo que necesita más claridad en los mercados de profesionales de construcción para dar un pronóstico.

Philips dijo que espera que el 2010 represente un "paso sólido" en la meta de un margen EBITA de al menos un 10 por ciento, que fue del 9,1 por ciento en el cuarto trimestre y del 4,5 por ciento a lo largo del 2009.