Barcelona. Gas Natural seguirá operando sus dos distribuidoras de electricidad en Panamá (Edemet y Edechi) por un nuevo período de 15 años, al haberse adjudicado el 51% de las acciones de estas compañías.

En un comunicado, Gas Natural ha dado cuenta de esta decisión de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (Asep) de Panamá.

Este ente ha adjudicado el 51% de las acciones de estas distribuidoras a Gas Natural, que presentó la única oferta por ambas firmas, mientras que el Estado panameño conservará el 48% y los accionistas minoritarios el resto.

Gas Natural, que entró en el país centroamericano en 1998, invertirá durante los próximos cuatro años más de 230 millones de euros para garantizar un servicio seguro y de calidad.

Emet y Edechi, presentes en el centro y el oeste del país, cuentan con una red eléctrica de más de 20.300 kilómetros que cubre un área de 46.000 kilómetros cuadrados.

El mercado de energía eléctrica en Panamá está en manos de Gas Natural Fenosa y de la colombiana Empresas Públicas de Medellín (EPM).

Con esta consolidación en Panamá, Gas Natural Fenosa se refuerza a su vez en Latinoamérica, una región en la que está presente en nueve países, entre ellos Perú, donde logró una concesión para distribuir gas natural recientemente.