Moscú. El monopolio exportador de gas ruso Gazprom desea invertir US$1.480 millones (1.000 millones de libras) para convertirse en uno de los mayores abastecedores de combustible de Gran Bretaña, reportó el periódico Sunday Times.

Se espera que la estatal Gazprom presente una oferta la semana próxima para una red de 800 estaciones de gasolina y por la refinería Lindsey, situada en Killingholme, Lincolnshire, informó el diario en su sitio web.

"Total, el grupo energético francés, ha dispuesto los activos para su venta. Ha contratado a JP Morgan, el banco de inversiones, para vender sus negocios en Gran Bretaña, que emplean a 5.000 personas. Se espera que la venta recaude más de 1.000 millones de libras", indicó el reporte.

Gazprom no pudo ser contactado de inmediato para hacer comentarios.

La posibilidad de que la compañía controlada por el Kremlin posea partes clave de la infraestructura energética británica podría preocupar al Gobierno en Londres, dijo el diario.

"Cuando se rumoreó que Gazprom estaba viendo una oferta para Centrica, dueña de British Gas, en el 2006, los ministros se reunieron para examinar 'las posibles consecuencias de cualquier adquisición del mayor abastecedor energético de Gran Bretaña'", sostuvo.

Está previsto que Gazprom realice la oferta por los activos de Total a través de su filial petrolera, Gazprom Neft.

En la venta de Total también se incluye el oleoducto subterráneo de 247 kilómetros que va desde Lindsey al depósito de Buncefield, que abastece al sureste de Inglaterra y al aeropuerto de Heathrow, indicó el diario.

Buena parte del sitio fue destruido por una explosión en el 2005, pero no hay planes de reconstruirlo.

Otros interesados en la venta con Essar and Valero, el gigante refinero estadounidense, y al menos una firma privada.

(1 dólar = 0,6738 libras esterlinas)