Nueva York. El conglomerado industrial y financiero General Electric anunció este viernes que en la primera mitad del año obtuvo un beneficio neto de US$6.660 millones, 8 % más en términos interanuales, al tiempo que en el segundo trimestre aumentó sus ganancias un mínimo 1%.

La empresa, con sede en Fairfield (Connecticut), se anotó entre enero y junio pasados un beneficio neto por acción de 66 centavos, por encima de los 65 centavos de los mismos seis meses del año anterior, cuando sus ganancias se situaron en los US$6.139 millones.

El aumento del beneficio se produjo a pesar del descenso del 2% que sufrieron sus ingresos, hasta los US$70.133 millones, al tiempo que sus gastos operativos se redujeron también en 2% hasta situarse en los 62.278 millones.

Por lo que se refiere a los resultados del segundo trimestre, a los que más atención prestaban este viernes los analistas estadounidenses, General Electric ganó US$3.133 millones (30 céntimos por acción), el1 % más que los 3.105 millones (29 céntimos por título) que en el mismo trimestre de 2012.

La facturación del conglomerado -el mayor fabricante de motores de avión del mundo- también retrocedió entre abril y junio, 4%, hasta situarse en los US$35.123 millones, al tiempo que sus gastos operativos se redujeron en menor proporción (3%), hasta los 31.394 millones.

"En el segundo trimestre, General Electric logró elevar los beneficios de su división industrial en seis de sus siete negocios, reducir los costes estructurales y seguir invirtiendo en crecimiento", dijo al anunciar esos resultados el presidente y consejero delegado de la empresa, Jeff Immelt.

El máximo responsable de la firma aseguró que el entorno empresarial "mejoró ligeramente" frente al primer trimestre del año y, mientras los mercados emergentes permanecen "resistentes", en EE.UU. se constató un "fuerte crecimiento de pedidos". Europa "se está estabilizando pero sigue siendo desafiante", añadió.

Los resultados eran bien recibidos por los inversores y en las operaciones electrónicas previas a la apertura de la sesión en la bolsa de Nueva York las acciones de GE -uno de los treinta componentes del Dow Jones de Industriales- subían el 2,5% para cambiarse por US$24,23 cada una.

Así, en lo que va de año acumulan una subida del 12,5% y en los últimos doce meses del 19,5%.