Actualmente, la industria bancaría y el retail suelen ir por carriles separados. Sin embargo, esto cambiaría en unos meses, dado que Cencosud e Itaú Chile sellaron un acuerdo en el que la entidad de capitales brasileños se convertirá en el operador de las tarjetas de holding de Horst Paulmman, tanto en Chile como en Argentina.

La operación, comprende la compra del 51% de la administración de tarjetas de créditos Cencosud (CAT) en US$307 millones.

Para el gerente general de Itaú Chile, Boris Buvinic, esta transacción “rompe un paradigma muy importante. Por un lado estaba el retail y por otro la banca, y eso generaba ciertos intereses en disputa; pero la alianza con Cencosud, derriba este paradigma, y permite que cada uno desarrolle el negocio donde tiene compentencia”.

El máximo ejecutivo de Itaú en ese país, explicó a AméricaEconomía.com parte de este proceso, además de entregar algunos detalles sobre el panorama local y regional de la compañía.

- ¿Cuál es el principal beneficio de esta operación?

- Este es un acuerdo vinculante, en cuanto está sujeto a un proceso definitivo que esperamos que concluya en 90 días, para posteriormente solicitar la aprobación a los reguladores tanto en Chile como en Brasil. El elemento central desde el punto de vista del banco, una vez que la transacción se materialice y pase a consolidar la operación de adminsitración y gestión de tarjetas de crédito de CAT, es que pasaremos a ser el primer emisor en tarjeta de créditos bancarias en Chile, con más de 2,4 millones de plásticos. Obviamente, este es un hito muy importante en la historia del banco, lo que nos permite expandirnos muy fuerte en esa área y además de aprovechar la experiencia que tiene Itaú Brasil en distintas alianzas que mantiene con diferentes retailers, aerolíneas, supermercados en ese país y tratar de traer toda esa buena experiencia para tratar de hacer toda esa transacción exitosa.

- ¿Están en conversaciones con otras empresas para lograr este tipo de acuerdo?

- Es tan importante el acuerdo que tenemos en curso, que el foco de los equipos que están involucrados en este proyecto va a estar orientado en poder materializar la transacción, obtener las aprobaciones y la integración. Eso nos va a tener probablemente muy ocupados todo este 2013 y el próximo. Esperamos cerrar la transacción, una vez que tengamos las aprobaciones de los reguladores, a fines de este año o probablemente el primer trimestre de 2014. Por lo tanto, el foco va a estar puesto, fundamentalmente en esta integración.

- Pero ¿no descarta que en un tiempo más se busque una nueva alianza o asociación?

- Otra asociación en el área del retail no la tenemos contemplada. El foco está en esta integración. Ahora, si hay alianzas con otro tipo de industrias que pretendan potenciar las tarjetas, indudablemente que estamos dispuestos a probar, siempre y cuando genere un valor agregado a los clientes de esta compañía. Por ejemplo, de millas de aerolíneas que puedan sumarse.

- Considerando las nuevas regulaciones y los casos de denuncias de tarifas abusivas en Chile ¿Cree que este modelo pueda ser replicado por otras instituciones?

- No puedo hablar por el resto de los actores del sistema. Sin embargo, creemos que la potencialidad que tiene esta alianza y en la medida que vaya probando su éxito de su implementación, indudablemente que va a generar una mirada distinta frente a la forma en que se está operando. Si demuestra ser una fórmula exitosa, creo que otros actores van a evaluar y considerar la medida. Eso pasará por una decisión más particular y va a depender qué tan importante sea el negocio financiero dentro de la estructura.

Esta es una tendencia que la hemos observado en el mundo, en Estados Unidos los retailers tenían sus negocios propios, y con el correr del tiempo fueron emigrando a instituciones financieras. En Brasil el negocio parte de la mano con los bancos, lo cual es una tendencia que la hemos observado en otros mercados y creo que con este nuevo ambiente regulatorio, debemos reflexionar sobre el funcionamiento del negocio financiero a futuro. Creo que genera un enorme desafío, y probablemente esta sea una opción a evaluar.

- ¿Cuáles son las proyecciones que tienen con respecto a las regulaciones que podría llevar a cabo un nuevo gobierno y su impacto en la industria bancaria?

- No hemos hecho proyección en esa materia. Creo que hay proyectos en curso que están siendo discutidos en el Congreso y hay que esperar la aprobación final, que son básicamente la tasa máxima legal o el proyecto del consolidación de deuda que es muy probable que antes de fin de año ya esté normado.

Esos son dos proyectos enormes que se suman al Sernac Financiero y a la licitación de seguro de créditos hipotecarios, lo cual produce enormes desafíos, y probablemente obliga a pensar las estrategias de negocios que hemos seguido, no solo los retailers sino también los bancos.

- Considerando que Itaú está orientado a un público ABC1 y Cencosud apunta a otro sector ¿llevarán a cabo algunas reformas? ¿han pensado expandirse a nuevos segmentos?

- No. El banco mantiene su foco en el segmento ABC1, esta transacción se va a aplicar de manera independiente, bajo una filial del banco en un esquema de sociedad de apoyo al giro, por lo tanto, todo el trabajo que se está haciendo es de forma tal que esto no impacte la actual estrategia del banco en Chile.

El banco maneja políticas dependiendo de su cartera de clientes y aquí también tendremos que construir políticas atendiendo la realidad de los nuevos segmentos que tiene el portafolio de CAT.

- ¿Qué sucede con este modelo en otros países?

- El contrato considera un acuerdo para Chile y Argentina. Actualmente, Cencosud posee acuerdos con instituciones financieras en Brasil y Colombia, por lo tanto, nosotros más allá de nuestras intenciones, hay una restricción con respecto al contrato vigente. En Brasil tenemos más de 20 acuerdos con otros retailers, supermercados, aerolíneas, por lo tanto el banco tiene una cobertura muy grande en acuerdos de esta naturaleza.

En Paraguay y Uruguay, tenemos un porcentaje altísimo de tarjetas de crédito, por lo que los espacios de penetración son menores, por lo tanto el foco está puesto en esta transacción. En Brasil tenemos más de 50 millones de tarjeta, en Uruguay y Paraguay creo que tenemos más del 30% - 40% de penetración en crédito en número plástico. En el caso de Chile y Argentina no era así y con Cencosud nos permite cumplir nuestra penetración de manera muy importante que nos permite transformarnos en el caso de Chile en el principal emisor de tarjetas de crédito bancaria.

El banco. 

- ¿Cuáles son sus planes de expansión?

- El banco mantiene su formato actual, seguimos incrementando nuestras colocaciones de manera muy activa en la banca empresa y banca corporativa. Hoy, el banco está creciendo más del doble de lo que crece el promedio del sector financiero chileno: el sistema está creciendo a niveles de 12% y el banco está creciendo a niveles cercanos al 25%, lo cual muestra el dinamismo que tiene el banco. Lo que nosotros queremos una vez que se aprueba esta transacción, es funcionar como una filial de Banco Itaú Chile, bajo el esquema de sociedad apoyo al giro (SAG) que establece la normativa de modo de tener un negocio especializado en al administración y gestión de tarjeta de crédito en Chile.

- ¿Cuáles son los planes que tiene Itaú para este año?

- Los planes son continuar con nuestra expansión de crecimiento orgánico, donde estamos fortaleciendo el negocio de sucursales. Pretendemos abrir diez este año. También hemos fortalecido el negocio de pequeña y mediana empresa de banca corporativa, y el financiamiento de proyectos inmobiliarios.

- ¿Cuál será el desempeño del banco para este año, tanto en niveles de crecimiento como de facturación?

- Tenemos un plan con el que pretendemos crecer el doble del promedio del sistema financiero en colocaciones. Esto significa que este año la entidad debe crecer por sobre el 20% en sus préstamos de manera diversificada, sobre 15% en los ingresos, y sobre 10% en la utilidad al cierre del presente ejercicio.

En nuestra base de clientes deberíamos alcanzar, entre los 135 mil y 140 mil clientes al cierre de 2013. A nivel de facturación, pretendemos cerrar cercanos a los US$550 millones, esto considerando que el año pasado cerramos con US$450M. Estamos tratando de tener un crecimiento armónico en un concepto de banco universal.

- A nivel regional, ¿qué mercados quieren potenciar?

- Queremos desarrollar un proceso de internacionalización más profundo. Hemos definido mercados objetivos en la región, como Chile, Perú Colombia, Argentina y México. En Paraguay y Uruguay ya tenemos una posición relevante. Acabamos de abrir una banca corporativa en Colombia que está empezando a funcionar con bastante éxito. En general, la estrategia es fortalecer mucho la banca minorista y la banca retail en los lugares en que operamos.