Madrid. General Motors España mantiene su plan de despedir 900 personas en su planta de Figueruelas, dijo el presidente del comité de empresa de Opel en España, José Juan Arcéiz.

La división española de Opel cuenta con una plantilla de 7.600 trabajadores.

"GM dijo que su propuesta recoge la demanda de los sindicatos, es decir una reestructuración socialmente responsable, sin despidos traumáticos", dijo Arcéiz a Reuters tras una reunión de directivos de GM España.

Dijo que el comité de empresa estudiará en los próximos días la propuesta de GM, que contempla también la supresión de un turno de noche para 600 personas durante la mayor parte de 2010.

Arcéiz aseguró que el consentimiento de los sindicatos es esencial si GM España quiere disponer del aval de 200 millones de euros ofrecido por el gobierno regional de Aragón para el lanzamiento de un nuevo modelo de Opel en Figueruelas.

"GM no podrá disponer de este aval mientras que no haya acuerdo con los sindicatos", dijo Arcéiz.