La automotriz General Motors (GM) informó que pagará a su consejero delegado y presidente, Ed Whitacre, US$ 9 millones en 2010 y a su antecesor, Fritz Henderson, que dejó la compañía el 31 de diciembre del 2009, US$60.000 mensuales.

Adicionalmente, Whitacre recibirá como bono US$5,3 millones en acciones, que serán entregadas en el espacio de tres años a partir de 2012, y US$2 millones en acciones restringidas.Henderson, en tanto, fue contratado por la subsidiaria General Motors Holding para prestar servicios de consultoría hasta el 31 de diciembre de este año.

Tras perder miles de millones de dólares en los últimos años, GM se declaró en bacarrota a mediados de 2009 y recibió unos US$60.000 millones en ayudas de las autoridades estadounidenses y canadienses para reestructurar la empresa.

Poco antes de colocarse bajo la protección de los tribunales, el director financiero de GM, Fritz Henderson, fue nombrado consejero delegado de la empresa en sustitución de Rick Wagoner, considerado uno de los responsables de la mala situación financiera del gigante automovilístico.

GM ha dicho que prevé hacer una oferta pública de acciones y volver a cotizar en el mercado de valores a finales de este año, según consignó El Financiero