Buenos Aires, EFE. El gobierno argentino espera un "boom del petróleo" tras el decreto que ofrece incentivos a la industria y la firma de un acuerdo de explotación conjunta entre YPF y la estadounidense Chevron en el yacimiento de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta, dijo este jueves una fuente oficial.

El viceministro de Economía, Axel Kicillof, aseguró en declaraciones radiales que hay perspectivas "muy favorables" para que otras petroleras internacionales inviertan en Vaca Muerta, en el sur de Argentina.

YPF, bajo control del Estado argentino desde mayo de 2012, ha firmado memorandos de entendimiento con la también estadounidense Dow y la estatal venezolana Pdvsa con vistas a lograr acuerdos de sociedad para explotar otras áreas de la gran formación de hidrocarburos no convencionales.

"No hay empresa estatal de petróleo, incluida Venezuela, la rusa Gazprom, cualquier otro modelo como en Noruega o en China, que no estén asociadas con capital extranjero para la producción de hidrocarburos", dijo Kicillof al defender el convenio con Chevron en Radio Continental.

Para entrar en vigor, el acuerdo precisa de la aprobación de la provincia de Neuquén, donde se encuentra el yacimiento, por lo que se espera que el gobernador provincial, Jorge Sapag, firme en breve un decreto de adhesión, según fuentes citadas por el diario Clarín.

El régimen especial para la industria de hidrocarburos aprobado el pasado lunes por la presidenta argentina, Cristina Fernández, concede a las petroleras el derecho a exportar el 20 por ciento de la producción después de cinco años sin la tributación de derechos de exportación.

Además, gozarán de la libre disponibilidad del 100% de las divisas provenientes de la exportación de los hidrocarburos, siempre que hubieran antes ingresado al país divisas por al menos US$1.000 millones.

La oposición exige levantar el secretismo que rodea al convenio firmado el pasado martes en Buenos Aires, mientras que las comunidades indígenas y grupos civiles denuncian que el acuerdo "viola los convenios de derechos de los pueblos originarios".

El premio Nobel de la Paz 1980 Adolfo Pérez Esquivel anticipó el miércoles que pedirá explicaciones a YPF para estudiar la presentación de un recurso de amparo y frenar la explotación de Vaca Muerta.

YPF está en manos del Estado argentino desde el pasado año, cuando el gobierno de Cristina Fernández expropió el 51% de las acciones del grupo español Repsol, que conserva una participación del 12%.