Santiago de Chile. El gobierno chileno desdramatizó este martes el recorte de 8% en la proyección del precio del cobre, el principal producto del país, al afirmar que "afortunadamente" sus finanzas no dependen sólo de ese metal.

"Chile no es independiente del precio del cobre, pero afortunadamente no depende únicamente de éste", comentó el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, en alusión al anuncio que hizo el lunes por la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), de rebajar desde US$3,57 a US$3,27 por libra su estimación del precio promedio del metal durante este año.

Para el próximo año, Cochilco redujo también su proyección, desde US$3,32 a US$3,15 por libra.

Chile es el principal productor mundial de cobre, con unos 5,57 millones de toneladas en 2012, y cada centavo en el precio promedio anual del metal supone unos US$40 millones en impuestos y más de 90 millones en términos de balanza de pagos.

"Nuestros ingresos fiscales necesariamente se han diversificado y la máxima contribución que tuvo el cobre en las últimas décadas ocurrió en los años 2006 y 2007, no durante este gobierno", dijo este martes el ministro Larraín, durante un encuentro empresarial.

Aseguró además, respecto de los recursos que el actual gobierno dejará al próximo, que asumirá la administración del Estado en marzo de 2014, que "nosotros vamos a haber recuperado íntegramente la caída de los fondos soberanos (de US$9.000 millones) que ocurrió en 2009".

Dicha caída se debió a un plan puesto en marcha por el gobierno de Michelle Bachelet para dar liquidez al sistema financiero y asegurar el ritmo de la actividad económica frente a la crisis financiera internacional que estalló en 2008.

Aunque el PIB de Chile cayó un 1,0 en 2009, ya a comienzos de 2010 el país había retomado su trayectoria de crecimiento económico.

Al presentar este lunes el informe de Cochilco, el ministro de Minería, Hernán de Solminihac, atribuyó el recorte en la proyección del precio del cobre a una disminución de la demanda desde las principales economías emergentes, como China e India y a un aumento de la producción mundial de este metal.

Las exportaciones chilenas de cobre sumaron el año pasado US$42.184 millones, de acuerdo con datos del Banco Central y el menor precio previsto para 2013 supondrá unos  US$3.800 millones menos, según el Centro de Minería de la Universidad Católica.