Más de 1.200 cajas de frambuesas chilenas tuvieron que ser retiradas del mercado en Estados Unidos, a causa de una potencial contaminación por hepatitis que detectó la autoridad sanitaria de ese país.

En tanto el ministro de Economía, Nicolás Grau, afirmó que monitoreará la situación para solicitar las razones y los detalles que desencadenaron en lo anterior.

El ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, confirmó que las frutas salieron desde Chile y llamó a la tranquilidad; ya que se trató de una situación “acotada” y que será indagada.

Las frambuesas congeladas en cuestión, que fueron exportadas desde Chile a Estados Unidos, se comercializan allá bajo la marca James Farm.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de ese país, la FDA, acusó la presencia de hepatitis A en uno de los lotes.

El aviso obligó a retirar 1.260 cajas del producto por la potencial presencia del virus, llamando además a todas las personas que hayan consumido estas frutas a hacerse un chequeo médico, ya sea porque presentan síntomas, o porque podrían requerir una vacuna.

Hasta ahora, dicen, no se han reportado reacciones adversas o enfermedades, y todos las cajas han sido retirados de Nueva York, New Jersey, Connecticut, Massachusetts, Rhode Island, Pennsylvania, Virginia y Delaware, que son las localidades donde se comercializa.

La partida de frambuesas tenía fecha de vencimiento el 14 de junio de 2024.

En el Gobierno confirmaron estar al tanto de la situación, pero indicaron que aún la están monitoreando, dijo el ministro Grau.

Agregó que la Cancillería también participará en el análisis de este hecho.

La FDA está llamando a las personas, además, a exigir reembolsos por este producto, que es enviado hacia Estados Unidos por la Exportadora Copramar, socia de Chile Alimentos, donde todavía no se han pronunciado al respecto.