Quito. El gobierno ecuatoriano destina US$4,5 millones en un estudio para la realización de un proyecto hídrico multipropósito en Rioverde, litoral norte, que cubra la necesidad de agua potable para unos 35.000 pobladores, riego y control de inundaciones.

En las investigaciones que llevará a cabo el Instituto de Preinversión, se analizarán los posibles usos de las fuentes del Río Verde y sus afluentes, así como de los ríos Mate, Ostiones y Lagarto.

Se ha estimado que el Proyecto Multipropósito Rioverde proporcione riego a 13.000 hectáreas, especialmente en las épocas de poca lluvia (junio, julio, agosto y septiembre), con lo que se beneficiaría a más de 4.000 familias agricultoras.

Además, el proyecto posibilitará abastecer de agua para consumo humano a 35.000 habitantes del cantón Rioverde, las parroquias de Rocafuerte, Chumundé, Chontaduro, Montalvo y Lagarto.

Pese al gran potencial de la actividad agrícola en el cantón, su rendimiento es bajo debido al déficit hídrico, las inundaciones y la falta de infraestructura y de un plan para el manejo de los recursos hídricos.

El agua para consumo humano se distribuye en el cantón en una red pública existente, pero en sus parroquias aledañas, se hace con pequeños sistemas de agua que no reciben ningún tratamiento de purificación, como pozos, ríos, acequias y tanqueros repartidores.