Madrid. El gobierno español ofreció este lunes intermediar en el conflicto que sostiene la petrolera Repsol con la constructora Sacyr, su principal accionista.

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, dijo que el Gobierno decidió intervenir en el caso ya que Repsol es "una empresa estratégica".

"Si nos piden mediación, estamos dispuestos a echarles una mano", dijo Sebastián a periodistas en un encuentro del sector de telecomunicaciones.

"Nos ponemos a disposición del presidente y de los accionistas si creen que podemos hacer algo, pero de momento no nos han llamado," señaló.

El viernes, el directorio de Repsol aprobó, en una reunión extraordinaria, el plan estratégico de la petrolera y ratificó en el cargo al presidente Antonio Brufau.

En la cita no estuvieron presentes los representantes de Sacyr, que es el principal accionista de la firma con una participación de 20%.

El presidente de la constructora, Luis del Rivero, se ha mostrado claramente opuesto a la gestión y el plan estratégico promovido por la jefatura de Repsol y ha propiciado una gran ola de especulaciones con respecto a una posible destitución de Brufau.