Panamá. El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, anunció este viernes que espera estén definidas para antes de fin de año las concesiones con miras a la exploración de petróleo y gas natural en el país.

"Espero que haya empresas interesadas, que le paguen al Estado, y que haya mucha creatividad para evitar este tipo de problemas", aseguró Martinelli en referencia a la necesidad de otras fuentes de energía, durante una entrevista en el canal panameño TVN.

El presidente se refirió al tema al hablar también sobre el interés que tiene su administración para conseguir que más empresas se interesen en invertir en la producción de azúcar y de etanol en su Panamá.

El tema del uso del etanol ha generado cierta inquietud en los últimos días en Panamá, debido a que a partir del próximo 1 de septiembre se permitirá la venta de gasolina con un cinco por ciento de etanol, que podrá llegar gradualmente hasta un 10%, de acuerdo a la Ley 42, aprobada en abril de 2011.

Consultado sobre si con el uso de la mezcla no se está favoreciendo a una empresa que tiene que ver con la producción de azúcar y etanol, Martinelli aseguró que lo que se está buscando es un beneficio ecológico.

Señaló que en este caso se trata de un empresario de Nicaragua y que ha hecho una inversión millonaria en Panamá, con base en una ley panameña, y porque cree en este país.

El mandatario panameño expresó el interés en que otros empresarios inviertan en un futuro próximo en este campo, para que sea posible bajar el costo del etanol.

Esta medida busca impulsar el uso de combustible con una visión más ambiental, sin embargo, algunos analistas locales han cuestionado si el cambio de esta gasolina no afectará el motor de los vehículos y si el combustible estará disponible en otros lugares además de la capital del país.

Sobre el tema, el ministro de Comercio e Industrias de Panamá, Ricardo Quijano, aseguró este jueves que la empresa que comerciará este producto (la mezcla con etanol) tiene una inversión importante en la nación centroamericana.

Además, dijo que el 5% de mezcla con etanol que se llegará a implementar este año, no significará un problema para los vehículos anteriores a 1988, ni afectará la garantía de los automotores nuevos, que seguirá igual.