Caracas. El gobierno venezolano anunció este martes acciones para reforzar la producción nacional de café, uno de sus rubros agrícolas históricamente más importantes del país, entre ellas un aumento de precios y la creación de un Consejo.

En entrevista con la estatal Venezolana de Televisión, el ministro de Agricultura y Tierras, Yván Gil, anunció este martes el aumento de los precios de producción de café que permanecen regulados por el Estado y la creación de un Consejo Nacional del Café.

"En el plan que estamos desarrollando actualmente dentro del ministerio vamos a atender el rubro café de manera especial", señaló el ministro.

En Venezuela los precios del café y de decenas de productos básicos permanecen regulados desde hace algunos años y es el gobierno quien determina el monto de esos artículos en su etapa de producción, distribución y comercialización final.

El aumento anunciado por el ministro Gil afectará únicamente al precio al que los productores pueden vender su producto a las cadenas de comercialización.

De los tres tipos en que está clasificado el café en el país, el precio del molido corriente se fijó en 1.700 bolívares (casi US$270 al cambio oficial de 6,3 bolívares) el quintal; el lavado costará 2.150 bolívares (US$341) y el lavado superior se fijó en 2.657 bolívares (US$422) el quintal.

Estos ajustes equivalen a alrededor de 60% de aumento de los precios de producción del café, con respecto a la tarifa previa fijada por el gobierno nacional.

Sin embargo, Gil aseguró que esta corrección no afectará (al menos en el corto plazo) el precio que pagan los consumidores finales por el café en Venezuela.

"El precio del café molido, corriente, que consumen todos los venezolanos, se mantiene estable, gracias a las reservas que ha acumulado la Corporación Venezolana del Café", dijo.

Hacia finales del siglo XIX y principios del XX, el café era el principal producto de exportación de Venezuela junto con el cacao, y de 1896 a 1920 Venezuela ostentaba el segundo lugar a escala mundial en producción de café.

Con el inicio de la producción petrolera en el país en las primeras décadas del siglo pasado, el cultivo de café y otros rubros agrícolas comenzó a perder importancia y la producción inició un descenso continuado.

En la actualidad, la producción está a cargo de cafetaleros privados y estatales, y el gobierno venezolano posee varias empresas de transformación de la materia prima en café molido y empaquetado para su comercialización.

"El Consejo Nacional para el Café comienza a debatir, desde hoy mismo, todas las acciones para reimpulsar y seguir avanzando en la producción del café", detalló el ministro de Agricultura sobre este nuevo organismo especializado.

Indicó que el consejo abordará temas como producción, productividad, acceso a insumos, agroindustria rural y financiamiento a productores, así como la fundación y renovación de cafetales, entre otros.

También apuntó que dentro del Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas será creado un Centro de Investigación Integral para el Café, con el objetivo de aumentar la calidad y productividad de los cultivos nacionales de este rubro.