Nueva York. El banco Goldman Sachs informó que redujo los recursos destinados a bonificaciones de sus ejecutivos durante 2009, tras reportar ganancias trimestrales mucho mejores a las esperadas por el mercado.

El banco de Wall Street, hundido en una tormenta política por bonos que paga a ejecutivos, dijo que el total separado para compensaciones en el año fue de US$16.190 millones.

Esa cifra se compara con los US$16.700 millones al término del tercer trimestre.

Goldman ha sido el principal blanco de la ira pública hacia Wall Street por los inmensos bonos que pagan meses después de haber sido rescatados por el Estado.

El banco reportó una ganancia neta para el cuarto trimestre de US$4.950 millones, u 8,20 dólares por acción, frente a la pérdida de US$2.120 millones, o 4,97 dólares por acción, del mismo lapso del año anterior.

Las acciones de Goldman Sachs cerraron con un alza de 93 centavos a 167,79 dólares el miércoles.