Madrid. El grupo español Comsa Emte realizará junto a Iberdrola trabajos eléctricos en un parque eólico de Gamesa en México, en lo que supone su primer contrato para el sector de las energías renovables en el país.

La instalación, de 234 megavatios de potencia (MW), está situada en la ciudad de Juchitán de Zaragoza, en el estado de Oaxaca (sur del país) y supone el acceso de la compañía al mercado de las renovables mexicano.

En virtud del contrato, la compañía se encargará de la obra civil y eléctrica de los circuitos colectores de media tensión, la fibra óptica, las redes de tierras y las celdas de media tensión de los aerogeneradores.

En el negocio eléctrico de México, la compañía ejecuta diversos proyectos para la Comisión Federal de Electricidad y para la petrolera Pemex.