Madrid. El Grupo Ferrovial dijo este martes que sus pérdidas disminuyeron el año pasado, aunque siguió bajo presión por las malas condiciones de la economía en sus importantes mercados de España y Reino Unido.

La constructora española informó un saldo negativo de 92,4 millones de euro en 2009 (US$125 millones), frente a una pérdida neta de 811,8 millones en 2008 (US$1.100 millones), cuando Ferrovial contabilizó un cargo de 871 millones de euro (US$1.185 millones) relacionado con la eliminación de algunas deducciones fiscales en el Reino Unido.

La rentabilidad también siguió presionada en la división aeroportuaria británica BAA, que opera los aeropuertos londinenses de Heathrow y Stansted. BAA tuvo que hacer frente a abultados cargos para cubrir las pensiones y las pérdidas relacionadas con la reciente venta del aeropuerto de Gatwick.

Ferrovial encabezó un grupo de inversores en 2006 para hacerse con BAA, el mayor operador aeroportuario del mundo, por 10.300 millones de libras en una compra apalancada. Ferrovial ahora está vendiendo activos para reducir su deuda y los costes financieros.

El bajo volumen de tráfico en sus autopistas de peaje, las fluctuaciones de divisas y el deterioro del mercado de la construcción en España también dañaron al beneficio neto de la empresa.

Los ingresos de Ferrovial cayeron 8% a  12.100 millones de euro (US$16.470 millones)   durante el mismo periodo comparativo. Los resultados antes de interés, impuestos, depreciación y amortización descendieron un ligero 0,2% a 2.540 millones de euro (US$3.457 millones)