El grupo de ingeniería Abantia ha cerrado 2012 con una facturación de 283 millones de euros, 7% más que en 2011, según ha informado la compañía.

El aumento de la facturación del grupo se respalda en la estrategia de internacionalización de la empresa, que ya genera el 26 % de su negocio en el exterior.

"Hemos sabido adaptarnos a los cambios, apostando por la internacionalización y la diversificación de nuestras áreas de negocio, lo que nos ha permitido cerrar el año en beneficio y con buenas perspectivas para el futuro", ha asegurado el presidente ejecutivo de Abantia, Francisco Boada.

Durante el pasado año, Abantia se adjudicó un total de 23 contratos fuera de España, como la construcción de tres hospitales en Guatemala, Haití y El Salvador o varios proyectos fotovoltaicos en Latinoamérica e Italia.

El pasado año, además, la petrolera mexicana Pemex adjudicó a Denion Control y Sistemas, filial de Abantia en México, dos contratos para el desarrollo de obras de ingeniería por un valor de 24 millones de euros.

El objetivo de la compañía es consolidar esta presencia internacional a través de sus sedes sociales en México, Guatemala, El Salvador, Perú, Chile y Qatar