Los accionistas de Quiñenco, la sociedad inversora del grupo chileno Luksic, aprobaron hoy, en una junta extraordinaria, un aumento de capital de hasta 350 mil millones de pesos (unos US$690 millones), informó la empresa.

Los recursos, según la firma, se destinarán a financiar aumentos de capital de sus filiales y futuras inversiones, a fin de desarrollar sus negocios, especialmente del sector industrial, la Compañía Sudamericana de Vapores y la Compañía de Cervecerías Unidas (CCU).

Quiñenco prevé concretar el aumento de capital durante este año, a través de la emisión de 350 millones de acciones.

Francisco Pérez Mackenna, gerente general de Quiñenco, destacó tras la junta la importancia de la operación, en el contexto de la expansión del grupo en el último tiempo y en la política de mantener balances conservadores, que ha sido una característica del conglomerado.

"Quiñenco ha crecido y, a la vez, ha distribuido importantes dividendos a sus accionistas. Este aumento de capital busca, por lo tanto, mantener una base de capital sólida para contribuir a financiar los proyectos de sus filiales y las nuevas oportunidades de inversión que se presenten en los sectores donde estamos", precisó.

Por su parte, Jean Paul Luksic, vicepresidente de Quiñenco, y que encabezó la junta por ausencia del presidente, que es su hermano Andrónico, señaló que "también tenemos inversiones afuera que hay que seguir apoyando y seguir creciendo".

El grupo Luksic tiene presencia en el sector financiero a través del Banco de Chile y controla además la Sudamericana de Vapores, el grupo cervecero CCU y el distribuidor de combustibles Enex, entre otros.

También está presente en la Minería, a través de la sociedad Antofagasta Minerals, que controla varios yacimientos de cobre.