Santiago. El grupo peruano Wong confirmó este martes su decisión de desprenderse de su participación en el holding Cencosud, una de las mayores cadenas minoristas de América Latina, equivalente al 2,28% de la propiedad de la compañía chilena.

La firma peruana optó por un remate en la Bolsa de Comercio de Santiago, lo que le reportaría beneficios por US$176 millones, considerando que la acción de Cencosud cerró en $1.868,4  este martes (unos US$3,5).

Wong posee 49.750.000 acciones de Cencosud, que es controlada por el empresario local Horst Paullman.

La familia Wong recibió los títulos de Cencosud, cuando el conglomerado chileno compró Supermercados Wong, la mayor cadena minorista peruana, pagando US$300 millones en efectivo y entregando otros US$$200 milllones en títulos del grupo chileno.

El acuerdo contemplaba una opción de salida, que debía ser comunicada por el holding peruano antes del próximo 31 de enero.

Según consigna El Mercurio de Santiago, el pacto considera que la familia peruana reciba $2.000 por acción (unos US$3,8), y que la diferencia sea solventada por la cadena chilena.

De esta forma, Cencosud debería entregar al grupo Wong cerca de US$12 millones -considerando el actual valor de las acciones-, independiente de quién se quede con los títulos.

Con esta venta, la familia peruana cortaría todos sus lazos con su negocio primigenio. Según ha trascendido, requiere el capital para focalizar sus inversiones en proyectos como el azucarero, a través de la Empresa Agraria Azucarera Andahuasi, e inmobiliario.

Según La Tercera, aún no existe un banco de inversión a cargo del remate, que se concretaría durante las últimas semanas de febrero o la primera de marzo.

Paulmann controla cerca del 62% de Cencosud. Si quisiera comprar la totalidad de la participación de Wong, debería lanzar una Oferta Pública de Acciones (OPA), al superar los dos tercios que establece la ley chilena, agrega el diario chileno.

El grupo chileno cuenta con unidades de operación en Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Perú. En el tercer trimestre, reportó ganancias por unos US$73 millones en los primeros nueve meses de 2009, lo que representa una caída de 60% respecto a igual mes del año anterior.