Ciudad de Guatemala. Guatemala quiere renegociar un acuerdo de libre comercio con México para igualar las tarifas de importación de café tostado y molido en ambos países, dijo el jueves el presidente de la asociación guatemalteca de plantadores de café.

El acuerdo firmado en junio del 2000 entre México, Guatemala, Honduras y El Salvador fijó el arancel para el café tostado y molido exportado a México desde los países centroamericanos en 75%.

Los granos tostados y molidos importados desde México a esos tres países, por el contrario, sólo tienen un arancel de 15%.

México produjo 4.6 millones de sacos de 60 kilogramos de café en la cosecha 2008/2009 y actualmente importa cerca de medio millón de sacos anualmente, principalmente desde Vietnam y Brasil, para sus plantas de procesamiento de café instantáneo.

"México es mucho más atractivo para hacer negocios que Guatemala porque alguien negoció mal (...) y sacrificó el café", dijo el presidente de la asociación de productores Anacafé, Ricardo Villanueva, en una conferencia de prensa.

Villanueva agregó que Centroamérica removerá el café de sus actuales negociaciones comerciales con Europa si los productos hechos en ese continente con café centroamericano no reciben una denominación de origen controlado como parte del trato.

Las pláticas comerciales entre ambos bloques se reiniciaron el mes pasado, luego de que el golpe de Estado de junio del año pasado en Honduras llevó a su suspensión.

"Guatemala quiere, en el tema del café, el reconocimiento", añadió.

El café es la mayor fuente de ingresos por exportaciones de Guatemala, con casi US$580 millones el año pasado.

Anacafé recientemente pronosticó una producción de entre 3.7 y 3.8 millones de sacos de 60 kilos para la cosecha 2009/2010 y exportaciones por 3.4 millones de sacos en el mismo periodo.