Por medio de un comunicado emitido desde su sede en Vancouver, Canadá, Gold Corp informó que “a la luz de las recientes caídas de los precios de los metales, la empresa ha suspendido indefinidamente el trabajo en el proyecto en fase inicial Cerro Blanco”.

El documento explica: “Las actividades de mantenimiento y cuidado periódico continuarán en los planes de desarrollo y de proyecto, que se revisarán cuando las condiciones de mercado lo permitan”.

Cerro Blanco, desde 2007, tiene licencia de explotación y es operada en Guatemala por Montana Exploradora, que es subsidiaria de la canadiense Gold Corp.

Prensa Libre buscó la opinión de Mario Marroquín, director ejecutivo de Montana, pero no respondió las llamadas.

La compañía también anunció que redujo el gasto de capital para 2013, de US$2.800 millones a US$2.600 millones, en respuesta a la caída de los precios del oro, de acuerdo con su presidente y director ejecutivo, Chuck Jeannes.

La caída de los precios también se tradujo en un cargo por deterioro de US$131 millones en el valor de la mina Cerro Blanco.