El ministerio de Energía y Minas (MEM) de Guatemala  informó el jueves que la importación de los productos derivados del petróleo aumentó 3,32% durante el primer semestre del año, comparado con el mismo período del 2012.

El reporte revela que el consumo de gasolina regular fue el que más subió.

La compra de ese carburante en los seis meses fue de 1,8 millones de barriles, y comparado con el año anterior, el incremento es de 14,48%.

La importación de gasolina superior fue de 2,4 millones de barriles a junio del 2013, y tuvo una leve baja de 1,32% respecto del 2012.

El diésel, que es considerado el carburante de mayor importancia por su uso en el transporte público y de productos para el comercio, es el que más consume el país, con cinco millones de barriles importados en el primer semestre.

La variación interanual del diésel fue un crecimiento de 4,1%.

En total fueron importados 14 millones de barriles de diferentes derivados de petróleo, como queroseno, asfalto, gasolina de aviación y búnker.

La factura petrolera por esa compra sumó US$1.576 millones, mientras que en el primer semestre del 2012 el gasto fue de US$1.632,5 millones, lo que significa que este año hubo reducción del 4% en el gasto por este concepto.