Un desembolso por Q114 millones (US$14millones 600 mil) hará el ministerio de Finanzas (Minfin) de Guatemala para que el Estado recupere el control accionario del sistema ferroviario que estaba concesionado por 50 años.

El pago, que se haría en octubre próximo, es para cumplir con el laudo —sentencia— del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), que falló en contra del Estado y a favor de la empresa Ferrovías, subsidiaria de la estadounidense Railroad Development Corporation (RDC), el 29 de junio del 2012.

Pavel Centeno, ministro de Finanzas, confirmó que la compensación está programada para octubre y eso significará que el 82% de las acciones en poder de Ferrovías pasarán a ser administradas por el Estado de forma automática.

“Ya tenemos identificados los fondos y el espacio presupuestario de donde saldrán los recursos”, afirmó el funcionario.

Centeno expuso que la transacción es internacional y es el Banco de Guatemala el que deberá hacer efectivo el pago.

Ese monto, manifestó Centeno, incluye el pago por servicios administrativos y honorarios a las firmas de abogados que participaron en el arbitraje que tuvo una duración de cinco años.

Este es el primer caso de diferencias que se ventila en el marco del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos vigente desde el 2006. La demanda inicial de RDC era por US$65 millones.

Los contratos que tiene Ferrovías con terceros, como transmisión de energía, oleoducto y fibra óptima, se mantendrán y ahora serán administrados por el Estado para recuperar el monto erogado.

Hace algunas semanas, el presidente Otto Pérez Molina declaró que el caso Ferrovías ya se encontraba en su etapa final y que hay interés de inversionistas en reactivar el sistema ferroviario, sobre todo el de carga.

“Se han acercado inversionistas de China y de otras naciones para conocer cómo se encuentra el proceso. Una vez tengamos las acciones en mano estudiaremos qué iniciativa es la más conveniente”, subrayó.

El mandatario explicó que el Estado no cuenta con el dinero para realizar un proyecto de esta magnitud.

Juan Carlos Paiz, comisionado presidencial de Competitividad e Inversión, refirió que el proyecto podría funcionar bajo alianzas público-privadas y que cuentan con iniciativas de un tren de pasajeros en la ciudad y otro de carga para la conexión con México.

Síntesis. Este es un recuento del litigio entre el Estado de Guatemala y Ferrovías, el cual finalizará  con la compensación económica que se efectuará  en octubre: 

1997: Concesión. El presidente Álvaro Arzú otorgó a Ferrovías un contrato de usufructo oneroso, para administrar el ferrocarril por 50 años.

2006: Lesivo. La denuncia de arbitraje se originó en el 2006, cuando el presidente Óscar Berger decretó lesivo el contrato referente.

2008: Proceso. La queja se presenta en la instancia del Ciadi. En mayo del 2008, el gobierno de Álvaro Colom muestra interés en conciliar.

2012: Sentencia. El 29 de junio del 2012 el Ciadi condenó a Guatemala y falla en favor de Ferrovías. El expediente se amplió por un año más.

2013: Pago. El ministerio de Finanzas  anunció que el pago se efectuará en octubre como parte de los acuerdos. El anuncio lo hará  el presidente.