Taipei. El presidente de la República de Guatemala, Otto Pérez Molina, señaló en Taiwán, donde se encuentra de visita oficial, que su país no se retira de la competencia para construir un canal interoceánico seco, y que sus planes están más avanzados que los de Nicaragua, en los que está involucrada una empresa china.

En una entrevista, Pérez dijo que "hay una diferencia" entre el Canal Interoceánico guatemalteco y el que Nicaragua planea construir por medio de la concesión hecha, el 13 de junio, a la empresa china HK Nicaragua Canal Development.

"Nicaragua plantea un canal más parecido al de Panamá", mientras que el de Guatemala es "un proyecto de 390 kilómetros, con un gasoducto y oleoducto, una carretera de alta velocidad y una línea de tren", señaló el mandatario guatemalteco.

"El plan y los estudios están mucho más avanzados. Ya están los estudios completos y los derechos de vía, y las autoridades locales por donde pasa están de acuerdo y lo apoyan, lo que facilita su rápida viabilidad", añadió.

El proyecto del canal seco de Guatemala ha despertado la atención internacional, incluida la de empresas españolas, y de algunos inversores, al parecer chinos, que "tienen especial interés en el oleoducto, para transportar petróleo de Venezuela", apuntó el presidente centroamericano.

"Los dos países tienen la opción de hacerlo. Y al final, se hará el proyecto más rentable, que se complemente con el del canal de Panamá", añadió Pérez, quien insistió en que el proyecto guatemalteco cuesta unos US$10.000 millones mientras que el nicaragüense se acerca a los US$40.000 millones.

Relación comercial. Con respecto a la estrategia guatemalteca hacia China -con quien Guatemala no tiene relaciones diplomáticas- y Taiwán, Pérez reiteró su postura de abrir los lazos comerciales con el gigante chino sin que eso afecte los vínculos diplomáticos con Taiwán, isla con la que busca reforzar los lazos.

"Buscamos estrechar las relaciones diplomáticas y de todo tipo, incluida la cooperación económica, y que los lazos se sigan fortaleciendo, y por otro lado vamos a abrir una oficina comercial en China, posiblemente para el próximo año", manifestó Pérez.

Esta apertura comercial directa a China forma parte de la estrategia de abrir mercados en Asia y se complementará con la cooperación con Taiwán para penetrar en el mercado chino, aprovechando el Acuerdo Marco de Cooperación Económica entre Taipei y Pekín, señaló el presidente guatemalteco.

Esta visita es una manifestación de la solidez de los lazos oficiales con Taiwán y del interés de Guatemala en estrecharlos, proclamó Pérez, acompañado en la gira por cuatro ministros y un viceministro.

El presidente guatemalteco, quien calificó esta visita de "corta, pero de calidad", llegó a Taiwán el domingo y este lunes recibió un doctorado Honoris Causa en la Universidad de Defensa, mientras que este martes, en el último día de viaje, se entrevistará con el presidente taiwanés, Ma Ying-jeou, tras lo cual se espera un comunicado conjunto de ambos gobiernos.

En esta ocasión, Pérez ha conseguido el compromiso taiwanés en varios proyectos de cooperación con Guatemala, incluida la construcción del tercer tramo de la Carretera del Atlántico, un préstamo blando de 50 millones para el sistema de riego, la donación de 50 ambulancias y la dotación de equipos para la primera unidad de trasplante de hígado en Guatemala, entre otros.

Guatemala es uno de los 22 países que mantienen lazos diplomáticos con Taiwán y no con China, de los que 12 están ubicados en Latinoamérica y el Caribe.