Henkel, la compañía especializada en marcas y tecnologías para las áreas de Productos de Limpieza, Cuidado Corporal y Tecnologías Adhesivas, alcanzó en 2009 un volumen de ventas de 13.573 millones de euros.

En un entorno de mercado difícil, las ventas se situaron de este modo 3,9% por debajo del año anterior.

Orgánicamente, es decir, depurados los efectos del tipo de cambio y las adquisiciones o desinversiones, las ventas retrocedieron 3,5% en comparación con 2008.

Luego de un retroceso considerable de las ventas en el primer trimestre, debido a la crisis económica, los siguientes ofrecieron una recuperación continua.

El beneficio operativo (EBIT) aumentó 38,6%.

El valor comparativo del año anterior estuvo influido por los costos de reestructuración para el programa de aumento de la eficiencia "Global Excellence".

En las previsiones para el ejercicio en curso, Henkel parte en general de un crecimiento moderado de la economía mundial, sin que se espere un impulso sostenido ni una dinámica de crecimiento más potente.

Henkel es optimista de lograr de nuevo un crecimiento orgánico de las ventas mejor que la evolución de sus mercados relevantes. En el campo operativo, se iniciaron ya una serie de medidas con las que Henkel espera obtener otros impulsos positivos. De este modo, la compañía espera obtener otras contribuciones a los resultados a través de las sinergias de la integración de los negocios de National Starch, así como la estricta disciplina de costos.

Todos estos factores influirán positivamente en la evolución del beneficio operativo depurado y del resultado por acción preferente (EPS) depurado. Henkel espera para ambos parámetros una mejora perceptible de más de 10%, respecto a los valores del 2009.