Charlotte/Nueva York. Algunos bancos, entre ellos Bank of America Corp, reportaron una caída de ingresos por intermediación de bonos y debilidad en préstamos hipotecarios en el cuarto trimestre, en una señal de que los problemas del sector están lejos de terminar.

Los inversores en acciones minimizaron algunos de esos problemas y se enfocaron en la mejora en la calidad del crédito de los bancos, y las acciones de muchas de las grandes entidades superaron el desempeño del mercado en general.

Pero los inversionistas en bonos fueron mucho más pesimistas y se centraron en las aún débiles condiciones de los créditos y en la reducción de los libros de préstamos de los bancos, por que ambas situaciones pesarán en las ganancias futuras.

Bank of America, el banco más grande de Estados Unidos por activos, presentó una pérdida de US$993 millones en el área de préstamos y seguros para la vivienda, una pérdida mucho mayor que en el mismo trimestre del año pasado.

Wells Fargo & Co, el cuarto mayor banco, realizó menos préstamos para la vivienda en el último periodo frente al tercer trimestre, pero aún se las arregló para registrar mayores ganancias por comisiones fuera de la entrega de hipotecas.

Incluso U.S. Bancorp, uno de los más saludables entre los grandes bancos de Estados Unidos, presentó una caída de 21% en los ingresos por banca hipotecaria en el trimestre, respecto del tercer trimestre, y amortizó préstamos para la vivienda a un ritmo acelerado.

Disparidad. La pérdida de Bofa en el trimestre fue mayor a la prevista, golpeado por pérdidas crediticias y el repago del rescate estatal.

Sin embargo, el banco dijo que sus problemas con el crédito comienzan a estabilizarse. Su provisión por pérdidas crediticias para el cuarto trimestre fue de US$10.100 millones, 14% menor a la del tercer trimestre.

"Describiría el comunicado de previsiones como cautamente optimista," dijo Neil Smith, analista de WestLB. "Podría haber sido peor. La frase clave es: 'Hemos visto una estabilización en nuestros costos por créditos'. Eso tiene que ser bueno para el negocio de consumo", agregó.

Bank of America dijo que sus pérdidas alcanzaron los US$5.200 millones, o 60 centavos por acción, frente a la pérdida de US$2.400 millones, o 48 centavos por acción, del mismo periodo del año anterior

Los analistas, en promedio, esperaban una pérdida de 52 centavos por acción, según Thomson Reuters I/B/E/S, pero el banco recibió un impulso de la controversial compra de Merrill Lynch.

La ganancia de la unidad de mercados globales de Bank of America fue de US$1.200 millones, comparada con una pérdida neta de US$3.700 millones el año pasado.

El banco citó un ambiente comercial más favorable además de la influencia de Merrill.

La compra de Merrill además impulsó a la unidad de administración e inversión de riqueza, donde las ganancias más que se duplicaron a US$1.300 millones.

Wells Fargo. Las adquisiciones también ayudaron a Wells Fargo, el cuarto mayor banco de Estados Unidos, que reportó una ganancia de US$2.820 millones, u 8 centavos de dólar por acción.

Los analistas, en promedio, esperaban una pérdida de 1 centavo de dólar por papel, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Wells Fargo compró Wachovia Corp a finales de 2008, lo que casi duplica su tamaño y le dio presencia nacional.

El director financiero, Howard Atkins, dijo que las pérdidas de Wachovia "están mostrando una evolución mejor de lo estimado originalmente en el momento de la fusión".

U.S. Bancorp dijo que casi duplicó sus ganancias en el cuarto trimestre a US$602 millones por mejores comisiones. Su crecimiento se debe en gran parte a la serie de adquisiciones desde finales de 2008.