Tegucigalpa, Honduras. La reparación de decenas de filtraciones en la hidroeléctrica Francisco Morazán, más conocida como “El Cajón”,  se realizarán en el mediano plazo al declararse fracasado el segundo proceso licitatorio por las autoridades de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE).

Sin embargo, representantes del sector privado prevén que al declararse desierta esta adjudicación se podría optar de manera lamentable por emitir un decreto de emergencia y se contrate de manera directa a una empresa que realice esta obra.

“‘El Cajón’ pierde durante la temporada seca unos 700 litros de agua por segundo, volumen que se incrementa de manera significativa durante la época lluviosa”, según datos de las autoridades de la ENEE.

Ante esta situación, la estatal eléctrica presupuestó a inicios del presente año un monto estimado a los 400 millones de lempiras (US$19,2 millones) para financiar las reparaciones de una serie de fisuras en la cortina de concreto y en la roca que sirve de pared natural para este embalse.

Además, al final del primer trimestre del presente año se lanzó el segundo proceso de licitación pública internacional para realizar estas obras.

Por su parte, el gerente de la ENEE, Emil Hawit, manifestó que se declara fracasado este proceso debido a que las empresas participantes no cumplieron con ciertas estipulaciones técnicas requeridas en la Ley de Contratación del Estado.

Autoridades de la ENEE expresaron que la comisión evaluadora de las ofertas recibió la documentación y en junio de este año finalizaría el proceso de análisis. Además, se esperaba que en agosto se emitiera el dictamen, que sería remitido en una primera instancia al gerente general de la ENEE y luego sería elevado a la junta directiva. Este proceso se complementa este día, en caso que exista quórum para realizar la referida reunión.

Sin embargo, de manera previa el gerente de la ENEE informó que este proceso fue declarado como fracasado. En este sentido, los directores se limitarán a respaldar este dictamen. Además podría comenzar a discutir o a recomendar que ante el fracaso de dos procesos licitatorios se proceda a realizar una contratación directa.

Para analistas vinculados a la Asociación Nacional de Industriales (Andi) esta opción ha sido tomada en otras oportunidades para contratar generación eléctrica de emergencia.

Mediano plazo. Las autoridades de la ENEE consultadas recordaron que este proceso estaba programado para que fuera realizado por el próximo gobierno, ya que el contrato de reparación debía ser aprobado por el Congreso Nacional al prolongarse las obras por más de un período presidencial.

Además, era poco probable que su discusión se realizara antes de las elecciones del próximo 24 de noviembre debido al receso legislativo.

El referido contrato, además, contiene una serie de exoneraciones fiscales que podrían prolongar la discusión parlamentaria de las cláusulas contractuales.

La represa “El Cajón” tiene la capacidad de producir 300 megavatios de energía mediante cuatro turbinas que generan 75 megavatios cada una. Esta hidroeléctrica tiene una de las cortinas más altas de las centrales construidas en Latinoamérica.